Actualidad

Un camarero se encara con Chicote tras una dura bronca en plena calle: "¡Baja la cámara!"

  • El presentador de La Sexta se ve envuelto en un grave altercado

La Sexta emitió este martes, en prime time, una nueva entrega de la cuarta temporada de ¿Te lo vas a comer?, el programa de investigación y denuncia conducido por Alberto Chicote, que regresa para poner la lupa al mundo de la alimentación a través de la denuncia con el único objetivo de ser el defensor de los consumidores.

Cada español compra de media unos cinco kilos de carne vacuna al año. Somos de los países más carnívoros del mundo. Los españoles no solo devoramos la carne fresca de la carnicería de toda la vida. En los últimos años, se ha puesto de moda lo que se conocen como carnes premium.

Lea también: Desvelan cuándo y cómo será la final de 'La última tentación': el gran cambio respecto a 'La isla de las tentaciones'

El kobe y las carnes maduradas son las estrellas de muchos restaurantes y carnicerías. La carne de Kobe puede rondar los 400 euros el kilo. Pero... ¿nos están vendiendo como Kobe una carne que no lo es? ¿Todas las carnes maduradas son seguras a nivel alimentario? ¿Quién controla y en base a qué normativa que una carne que lleva meses y meses afinándose en una cámara no provoque una intoxicación?

En el último programa, Chicote trató de averiguar la estafa, en el caso de la carne de Kobe; y falta de garantías en seguridad alimentaria en la carne madurada. En restaurantes, en carnicerías... la presencia de la afamada carne japonesa de Kobe es cada vez mayor de cara al consumidor. ¿Pero llega tanta carne de Kobe certificada a nuestro país para hacer frente a la demanda? Sólo algunos ejemplares de la raza wagyu japonesa son certificados como 'Kobe': criados y sacrificados en esa ciudad de una manera exclusiva.

Un camarero se encara a Chicote en ¿Te lo vas a comer?

El fundador del Santuari, el primer restaurante español certificado por la Asociación Oficial del Kobe, ha desvelado a Alberto Chicote que la gran mayoría de los restaurantes y carnicerías que venden Kobe en nuestro país cometen fraude. En su investigación, Alberto ha confirmado que en España se está vendiendo como Kobe carne que no lo es (que solo es Wagyu o ni siquiera eso) por parte de distribuidoras, carnicerías y restaurantes.

Lea también: Malú responde a la pregunta más indiscreta de Pablo Motos sobre Albert Rivera: "¿Te duerme bien?"

Durante el programa, Chicote vivió además un serio altercado que casi le cuesta un disgusto. Un redactor del formato se coló con una cámara oculta en un restaruante de Madrid que sirve platos de Kobe a bajo precio: una minihamburguesa, una tapa de carpaccio y una tapa de moercilla. Todo ello, supuestamente, de kobe.

Tras ver las imágenes, Chicote decidió acercarse al restaurante para comprobar que el local cuenta con todos los permisos y certificados necesarios. "¿Cómo podéis vender Kobe a bajo precio?", se preguntó el cocinero, al que el camarero le explicó que se trataba de carne de wagyu pero de ganaderías españolas.

"Entonces no puede ser Kobe", insistió el chef. Tras varias preguntas sin respuesta, el entrevistado perdió los papeles y se encaró con el presentador y el equipo de La Sexta. "¡Baja la cámara!", pedía al operador mientras Chicote trataba de tranquilizarlo. "Cálmate, no nos pongamos así, vamos a dejarlo, no nos vamos a liar aquí", aseguraba finalmente el cocinero, que optaba por marcharse del lugar para poner fin a la disputa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.