Actualidad

El Príncipe Philippos y Nina Flohr reúnen a la realeza europea en su gran boda griega

Atenas ha sido el escenario escogido por Philippos de Grecia y Nina Flohr para celebrar su esperado enlace. Una boda de tres días, con su preboda, boda y postboda. El viernes los invitados ya pudieron disfrutar de una primera reunión y este domingo culminan los fastos con una comida ofrecida por el rey Constantino de Grecia, hermano de doña Sofía, la reina Emérita.

A las cinco de la tarde comenzaba la ceremonia en la iglesia ortodoxa de la Anunciación de Santa María, templo en el que también contrajeron matrimonio los reyes Constantino y Ana María de Grecia. Minutos antes ha tenido lugar el desfile de invitados engalanados para la ocasión. Entre ellos ha deslumbrado Doña Sofía con un favorecedor vestido verde tornasolado. La Reina Emérita, que ayer se encontraba en Oviedo durante la entrega de los Premios Princesa de Asturias, ha deslumbrado e irradiado felicidad al poder asistir a la boda de su sobrino y lo ha hecho acompañada de su hija mayo, la infanta Elena.

Philippos no solo es primo del rey Felipe VI, sino que además tiene familiares en las casas reales de Dinamarca, Gran Bretaña y Hannover. Con semejante árbol genealógico, entre los rostros conocidos que también han asistido a este esperado enlace se encontraban Andrea Casiraghi con su mujer, Tatiana Santo Domingo, Beatriz de York con su marido Edoardo Mapelli Mozzi, Christian de Hannover y su mujer, Sassa de Osma.

El hijo pequeño de los reyes de Grecia y la hija del 'rey de la aviación privada' se han casado este sábado por la tarde en una ceremonia religiosa por el rito ortodoxo en Atenas. En la plaza Mitropólis del barrio de Plaka, en pleno corazón de la capital griega, la expectación era enorme y todas las miradas se dirigían a la catedral de la Asunción de Santa María de Atenas donde, después de más de 50 años tiene lugar una boda real.

Sassa de Osma, la peruana, afincada en Madrid, y mujer de a Christian de Hannover, estaba arrebatadora de fucsia, con maxi vestido plisado, maxicollar y sandalias verdes. 

La reina Sofía no ha podía faltar a este acontecimiento. Por eso, tras vivir los Premios Princesa de Asturias con su hijo y sus nietas, ponía rumbo a Atenas para acudir a la boda de su sobrino acompañada por su hermana Irene y la infanta Elena.

El hijo mayor de Carolina de Mónaco y Tatiana Santo Domingo tampoco han faltado a este enlace. La mujer de Andrea Casiraghi  se ha decantado por un vestido rojo y unas gafas de sol con forma de corazón.

Doña Sofía pronunció hace ahora medio siglo el 'Sí, quiero' con el rey Juan Carlos. Esta vez ha escogido un vestido de color verde esmeralda con escote barco y manga francesa.

La infanta Elena acudió a la boda de su primo con un vestido azul noche, bailarinas negras con brillo y una chaqueta corta de lentejuelas. Lo que más llamó la atención de la hermana mayor del Rey fue su peinado, con su melena recogida en dos trenzas a los lados, muy griega.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin