Actualidad

Meghan Markle escribe una carta al Congreso y al Senado de EE UU y desvela cómo era su vida antes de Harry: "Empecé a trabajar a los 13 años sirviendo yogur"

La duquesa de Sussex ha revolucionado este miércoles las redes sociales al compartir la carta que ha escrito y enviado al Senado de Estados Unidos. En ella pide la conciliación familiar para los americanos y desvela las dificultades económicas que atravesó de niña para demostrar que, a pesar de su status actual, sabe de lo que habla: "Me crie comiendo ensaladas a 5 dólares y sabía que era una afortunada por lo duro que trabajaban mis padres para mí".

Lea también - La bronca de Meghan y Harry por el bautizo de su hija: Yo, en Londres; tú, en California

"Comencé a trabajar en la tienda de yogurt congelado local a la edad de 13 años. Serví mesas, cuidé niños y trabajé por turnos para cubrir gastos. Trabajé toda mi vida y ahorré cuando y donde pude, pero incluso eso era un lujo, porque por lo general se trataba de llegar a fin de mes y tener lo suficiente para pagar el alquiler y poner gasolina en mi auto", explica Meghan Markle en su carta.

La esposa del príncipe Harry explica que su familia era muy humilde, como lo siguen siendo muchas que, todavía hoy, se encuentran en una tesitura injusta: "La madre o el padre que trabaja se enfrenta al conflicto de estar presente en la vida de su hijo o recibir un pago. Son 20 o 30 años, incluso más, décadas de dedicar tiempo, cuerpo y energía sin fin, no solo a la búsqueda del sueño americano, sino simplemente al sueño de la estabilidad".

Markle se sabe en una situación privilegiada: "En junio, mi esposo y yo dimos la bienvenida a nuestro segundo hijo. Como cualquier padre, estábamos muy contentos. Como muchos padres, estábamos abrumados. Como pocos padres, no nos enfrentamos a la dura realidad de pasar esos primeros meses críticos con nuestro bebé o de volver al trabajo. Sabíamos que podíamos llevarla a casa y, en esa etapa vital (y sagrada), dedicarlo todo a nuestros hijos y a nuestra familia. Sabíamos que al hacerlo no tendríamos que tomar decisiones imposibles sobre el cuidado de los niños, el trabajo y la atención médica que tantas personas tienen que tomar todos los días. Ninguna familia debería enfrentarse a estas decisiones. Ninguna familia debería tener que elegir entre ganarse la vida y tener la libertad de cuidar de su hijo".

La duquesa solicita ayudas familiares y conciliación para los ciudadanos: "Muchos otros países tienen programas sólidos que brindan meses de tiempo para que ambos padres (biológicos o adoptivos) estén en casa con sus hijos. Estados Unidos, en marcado contraste, no garantiza federalmente a ninguna persona un solo día de licencia pagada. Si vamos a seguir siendo excepcionales, no podemos ser la excepción". Y finaliza: "En nombre de mi familia, Archie y Lili y Harry, les agradezco por considerar esta carta, y en nombre de todas las familias, les pido que se aseguren de que este momento trascendental no se pierda".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin