Actualidad

Isabel II, "a regañadientes" y "decepcionada", suspende su viaje a Irlanda del Norte por recomendación médica

Tras rechazar "firmemente" la distinción 'Anciana del Año' con unas palabras que han dado la vuelta al mundo, la reina Isabel II, a sus 95 años, se ha visto obligada a cancelar su viaje a Irlanda del Norte por recomendación médica.

Lea también - La reina Isabel II rechaza "firmemente" la distinción 'Anciana del Año': "No me siento vieja"

"La Reina ha aceptado a regañadientes el consejo de descansar los próximos días. Su Majestad esta de buen humor y está decepcionada porque ya no podrá visitar Irlanda del Norte, donde tenía previsto emprender una serie de compromisos hoy [este miércoles] y mañana. La Reina envía sus mejores deseos a los ciudadanos de Irlanda del Norte y espera poder visitarlos en el futuro", confirma el Palacio de Buckingham a la prensa británica.

La soberana, que está descansando en el Castillo de Windsor, se ha visto obligada a echar el freno tras unos últimos días muy intensos. El pasado jueves acudió a la inauguración del parlamento galés en Cardiff. En este acto, la prensa la pilló cuestionando la actitud de los líderes mundiales que no hacen nada contra la crisis climática. El próximo 31 de octubre, la monarca y otros miembros de la familia real asistirán a la cumbre climática Cop26 en Glasgow.

En las últimas horas ha generado un gran revuelo al rechazar el galardón 'The Oldie', que cada año se entrega a un anciano respetable y admirado de Inglaterra. El secretario privado de la monarca, Tom Laing-Baker, envió un comunicado en el que explica que Su Majestad "no cree que cumpla los criterios relevantes para poder aceptarlo" y que "espera que encuentren a un destinatario más adecuado".

Lea también - Pillan a Isabel II arremetiendo contra los líderes que no combaten la crisis climática: "Es irritante"

Lo rechazó "educada, pero firmemente". Y es que la madre del príncipe Carlos de Inglaterra se siente joven a sus 95 años: "Una solo es tan vieja como se sienta".

Este mismo galardón fue otorgado, precisamente, a su difunto marido, el príncipe Felipe de Edimburgo, que lo recibió al cumplir los 90 años. Lo agradeció con mucho humor: "Nada mejor para la moral que ser recordado como los años pasan. En cualquier caso es agradable que se acuerden de ti".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin