Actualidad

El mensaje con el que Wanda Nara pilló la supuesta infidelidad de Icardi con la 'China' Suárez: el culebrón del PSG

@mauroicardi

La historia de amor de Wanda Nara y Mauro Icardi comenzó con curvas y ocupando el centro de toda polémica, y todo apunta a que su posible final tenga los mismos tintes. La prensa argentina social se hacía eco este fin de semana de la complicada separación del delantero del PSG y la presentadora tras unos rumores de infidelidad.

"¡Otra familia que te cargaste, zo**a!", escribía Nara en su cuenta de Instagram, donde daba a entender que una tercera persona había acabado con su matrimonio. La modelo argentina escribió a Ker Weinstein, la especialista en prensa rosa y autora de la cuenta 'Chismes de Ker' un mensaje que ponía: "Me separé". Una primicia que Weinstein no dudó en compartir instantáneamente junto al titular: "Bomba: Mauro y Wanda separados. ¡Una pena! Ojalá lo superen. Hay una tercera en discordia y estoy en shock".

La comunicadora Yanina Latorre señalaba en el programa 'Ángeles de la Mañana', donde trataron los pormenores de este asunto, a la actriz argentina Eugenia 'China' Suárez como la tercera en discordia: "Wanda dejó a Mauro Icardi a partir de los mensajes de Telegram que ella leyó. Yo tengo los mensajes. Él la tenía agendada como CS. Me duele que la China dice 'que se arreglen ellos'. Loca, hacete cargo", y añadía: "La zorra de la que habla Wanda en sus historias es la China. La historia es tremenda".

Según Latorre, este drama comienza el sábado pasado, y fue Icardi quien comenzó a desconfiar de su mujer y madre de sus hijas. "No empieza Wanda a desconfiar si no que Icardi, que el sábado le dijo 'te veo distante, estás rara', y le pidió las claves de sus cuentas y empezó a verle el Instagram. Wanda le preguntó por qué tantas preguntas y le pidió el teléfono de Icardi y le encontró todo en Telegram", declaraba.

Por su parte, la ex novia de David Bisbal, por el aluvión de alusiones, rompía su silencio el domingo por la noche a través de uno de sus íntimos amigos, que declaraba al portal MDZ: "No tengo idea de dónde surgió todo esto. Es cualquiera. Yo a ellos ni los conozco. Me acabo de separar. Estoy en otra", y agregó: "No pienso hablar de nada. No es mi tema, que se arreglen entre ellos si es que es verdad lo que dicen. Yo no tengo nada que ver".

Tras la noticia de separación, Wanda se fue a Milán y publicó varias imágenes en el avión con sus hijas. La modelo organizó una fiesta por el Día de la Madre en la ciudad italiana, ya que el 17 de octubre se celebra esta efeméride en Argentina.

Así, el delantero del PSG se ausentaba el domingo por la mañana del entrenamiento en el Camp des Loges, donde sí pudo verse a sus compañeros Lionel Messi, Angel Di María y Leandro Paredes. Según indicaba la nota difundida por la emisora 'RMC Sport', "Mauro Icardi ha sido autorizado por el club por motivos familiares y no ha participado en el entrenamiento de la mañana".

¿Posible reconciliación?

El culebrón no acababa aquí. El domingo por la noche, Icardi publicaba un post donde felicita a Wanda por el Día de la madre: "Feliz día mamucha", escribía el jugador junto a tres fotos en las que aparece abrazado a la que ha sido su mujer.

Un acercamiento cariñoso que pareció no surtir efecto, ya que Wanda compartía una instantánea en Instagram de su mano con un mensaje envenenado: "Me gusta más mi mano sin anillo".

La historia que nació de una escandalosa infidelidad

La historia de Nara e Icardi nació de una infidelidad: ella era mujer del también futbolista Maxi López, quien acogió al jovencísimo Mauro en su propia casa de Barcelona cuando este jugaba en las categorías inferiores del equipo culé. Maxi 'adoptó' a Icardi, le abrió las puertas de su hogar, le introdujo en su círculo y le hizo parte de su familia. Ambos aparecían en multitud de imágenes junto a Wanda, esposa y madre de los tres hijos de Maxi López en aquel momento, mostrando la gran afinidad que tenían. En una de las fotografías, la propia Wanda aparece poniéndole los cuernos con la mano a Maxi, en lo que parece una auténtica premonición.

Tras la noticia, Wanda e Icardi arrancaron su historia de amor, fruto de la cual nació en enero de 2015 Francesca y, un año después, Isabella. La pareja ha convertido las redes sociales en el escenario de su romance. En la red social comparten fotografías, algunas subidas de tono, declaraciones, pero también provocaciones dirigidas a Maxi.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin