Actualidad

Bill Gates y Melinda viajan a Nueva York para celebrar el bodorrio de su hija

Bill Gates (65) y Melinda French (57) se han trasladado a Nueva York para celebrar la boda de su hija Jennifer, que se celebrará en una granja de 16 millones de dólares que ambos le regalaron en 2018. El fundador de Microsoft llegaba el sábado en la ciudad para acompañarla, mientras su mujer lo hacía dos días más tarde.

Lea también: Bill Gates y Melinda French, divorciados de forma oficial: así dividen su fortuna de 130.000 millones de euros

Aunque ambos aterrizaban en helicóptero privado, Melinda pisaba tierra firme de una manera mucho menos discreta que su marido. La empresaria llegó enfundada en prendas de firmas de lujo, como un suéter rosa claro de Givenchy y una bolsa negra de Balenciaga.

Por su parte, Gates elegía un atuendo mucho más informal, con jeans, una camisa polo y con una bolsa de cuero marrón.

Dos días antes de que Jennifer le dé el 'sí, quiero' a su prometido, el jinete Nayel Nassar, Melinda y su hija visitaban el Salón M de Tribeca, un centro de estética que ofrece servicio de manicura, pedicura y masajes.

Despedida por todo lo alto

El pasado mes de septiembre, Melinda Gates tuvo un generoso gesto con su hija mayor, Jennifer, y le celebró una despedida de soltera por todo lo alto en la mansión de 100 millones de euros que en su día compartía con el fundador de Microsoft en Washington.

La propia Jennifer, comprometida desde enero con el jinete Nayel Nassar, compartió unas fotografías de este día tan especial en Instagram, bajo las que escribió, mencionando a su madre: "Gracias por esta celebración increíblemente especial. Muy agradecida por todas las mujeres maravillosas en mi vida que me aconsejan, apoyan y me animan. ¡Brindamos por este nuevo capítulo!".

Jennifer celebró otra despedida de soltera en Santa Bárbara a principios de junio. La joven, graduada en Medicina por la universidad de Stanford, donde conoció a su chico, ha tenido que adaptar su gran día a las restricciones por la pandemia de coronavirus y aunque no disfrutará de la gran boda con la que soñaba desde pequeña, no ha querido posponer la fecha.

"¡Estamos muy emocionados! Será íntimo y pequeño según las pautas de Covid", confesó aquel mes. Eso sí, Jennifer es muy celosa de su intimidad y no dio detalles sobre el acontecimiento: "Por razones de privacidad, compartiré más detalles después de que suceda".

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Javier
A Favor
En Contra

Una prueba más de que el Bill es de haz lo que digo pero no lo que hago...menudo tunante.

Y de los pinchazos Covid...seguro que el pavo los deja para la plebe.

Puntuación 1
#1
Hedor
A Favor
En Contra

Heces.

Puntuación 0
#2