Actualidad

El último 'caprichito' de la familia Piqué: 101.801 euros de Porsche y un look muy 'modernito'

Piqué y Shakira forman una de las uniones más populares del país. La cantante y el futbolista, aunque no están casados, son pareja de hecho según la ley catalana, que así lo determina al tener hijos en común.

La colombiana, que ha protagonizado la prensa en diferentes ocasiones -y no por nada positivo, como la polémica de los 'Papeles de Pandora'-, está entre el top 3 del mundo de divas del pop. Por lo tanto, su cuenta bancaria es incluso más espléndida que la del defensa culé.

Gtres

Su tren de vida habla por ellos, aunque siempre comparten gastos. Sus dos hijos, Sasha y Milan, van al colegio American School of Barcelona, que cuesta 16.000 euros de matrícula por cada niño y una cuota anual de mil euros añadida a un pago inicial de 6.000.

Otro de los 'pequeños gastos' de la familia lo ha publicado DriverCarsBcn en su cuenta de Instagram. Piqué estrena este jueves un nuevo caprichito que asciende a la friolera de 101.801 euros. El deportista ha comprado un Porsche Cayenne E-Hybrid Coupé que, según la marca, tiene el citado precio, sin extras.

El defensa acudía al concesionario de Cardedeu para recoger su nuevo coche familiar. El capricho estaba envuelto con una tela que lo protege del exterior y le da aspecto de regalo de cumpleaños.

En el vídeo, donde el deportista le quita el 'envoltorio' a su espectacular coche, lo que más llama la atención es su look. Piqué elige para este momento un chándal con los bajos subidos, donde se aprecian unos llamativos calcetines. Un estilismo muy moderno, más común en adolescentes que en 'padres de familia'.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.