Actualidad

Habla Mavys Álvarez, la menor con la que Maradona mantuvo relaciones sexuales: "Me pegó, me violó... Yo tenía mucho miedo"

Este fin de semana han visto la luz un vídeo en el que aparece Maradona, el astro argentino que murió el pasado mes de noviembre a los 60 años, con una joven cubana de 16 años con la que mantuvo relaciones sexuales. Ella se llama Mavys Álvarez, ahora es madre de una adolescente de 15 años y ha contado su historia para proteger a su hija y a otras niñas: "Estábamos en la habitación y él insistía. Yo tenía miedo".

Mantuvo una relación intermitente con Maradona durante tres años, cuando ella tenía 16 y él 40. El futbolista estaba en Cuba acompañado por unos amigos que, para animarle a superar su último fracaso amoroso, le presentaron a Mavys: "Estuvieron más de una hora convenciéndome de que era importante ayudar a Diego, que era una figura mundial, amigo de Cuba y que estaba deprimido. Y, finalmente, acepté, porque me hubieran castigado de haberme negado, dado la amistad de Maradona con Fidel Castro", ha desvelado ella en el Canal 41 de Miami.

Lea también - Caso Maradona: imputan a los siete sanitarios que le atendieron antes de morir por homicidio simple

Más tarde, Mavys viajó a Buenos Aires con Maradona, quien pidió el favor de 'llevársela' sin consentimiento paterno al mismísimo Fidel Castro. En Argentina, Mavys fue obligada a someterse a una operación de aumento de pecho que casi le cuesta la vida y, tal y como ella misma relata, el equipo de seguridad del futbolista la tenía custodiada en todo momento para que no pudiera escapar ni pedir ayuda, pues entonces, Maradona estaba casado con Claudia Villafañe.

Mavys se enganchó a las drogas, que empezó a consumir obligada por el círculo de Maradona, y también fue golpeada en varias ocasiones por él. "Ella ha explicado que hay muchas cosas que no recuerda debido al consumo de drogas. Incluso tuvo alucinaciones. Era muy joven cuando eso sucedió", ha explicado su abogado, Gastón Marano, a ABC. Además, Mavys no solo cuenta con su palabra, sino también con imágenes y documentos que demuestran que todo su relato es cierto.

Ahora, tras compartir con el mundo su estremecedora historia, Mavys se ha refugiado en su familia: "Está en Miami con su familia. Ellos la contienen para que esté tranquila. Yo también hago lo que puedo", ha dicho Marano. "Ha decidido no hablar más porque necesita recomponerse. No sé si más adelante pero, desde luego, ahora no".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.