Actualidad

Javier Goyeneche, el aristócrata casado con la gran dama de Masterchef y empresario sostenible

La marca de ropa sostenible de Javier Goyeneche (51) ha vestido a personajes tan variopintos como la reina Sofía, Errejón o Íñaki Urgandarin. El férreo defensor de la moda eco está casado con Macarena Rey (51), la CEO de Shine Iberia, la productora dueña de programas tan populares como Masterchef, y posee varios títulos nobiliarios: conde de Guaqui, de Casa Saavedra, marqués de Artasona, de Villafuerte y Grande de España.

Lea también: Sepiia se convierte en la primera empresa española de moda 100% circular

Estas serían unas pinceladas muy generales para conocer algo más al empresario, que ha conseguido que Ecoalf -su marca de moda- se haya hecho un hueco importantísimo en un sector muy complicado. Junto a su mujer Macarena, forman una de las parejas más poderosas de la comunicación y la moda eco de España.

Javier Goyeneche

Se casaron en 2003 en la isla de Ibiza, en un enlace que aglutinó rostros conocidos como Miguel Bosé, el torero Miguel Báez 'El Litri' o la presentadora Cayetana Guillén Cuervo, entre otros. Actualmente, la pareja tiene dos hijos: Alfredo (13) y Álvaro (10). Dos pequeños que, aunque suelen estar alejados de los focos mediáticos, han llegado a ser modelos de la marca Ecoalf, que también les debe el nombre.

La mujer de Goyeneche tiene a sus espaldas una espléndida carrera como productora. Es Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y es la ejecutora de programas tan exitosos como 21 días, Conexión Samantha, Prodigios, Masters de la Reforma, Cena con mamá o Masterchefs. Tanto es así que, desde el año 2011, Macarena es la persona más importante de Shine Iberia España y Portugal, la productora audiovisual que está detrás de algunos de los formatos de máxima audiencia de este país. Pero no todo ha sido éxito y alegría en la familia. En 2016, Macarena fue diagnosticada de un cáncer de mama del que afortunadamente se recuperó. Durante este difícil proceso, su marido estuvo a su lado para cuidarla y apoyarla incondicionalmente.

Por su parte, Javier es licenciado por la European Business School y es máster de Marketing en la Universidad de Chicago. En 2009 fundó su firma de moda eco, que ha tenido tanto éxito que vistió a más de 2.000 voluntarios en la Cumbre del Clima de Madrid con camisetas que rezaban: 'Because there is no planet B' (Porque no hay planeta B), entre otras hazañas.

La marca de Javier se dedica a crear moda y complementos a partir de residuos reciclados, como algodón, lana, neumáticos, redes de pesca y hasta restos de café, con el fin de crear tejidos y otros productos que convierte posteriormente en artículos de moda. Según explica Goyeneche en una entrevista con La Vanguardia, su intención era "hacer un producto reciclado que ni te enterases que es reciclado", pero lamenta que "enseguida descubrí que el mundo de lo sostenible es más de protesta que proactivo".

En el mismo medio, cuenta que se ha dedicado al sector de la moda "por accidente", ya que viene de una familia de tradición hípica. "Mi padre fue olímpico, y yo, cuando estudiaba, quería seguir saltando", añade. Así, a la edad de 21 años empezó a diseñar bolsos y mochilas, pero cuando no tenía que montar, se recorría las tiendas para venderlas. Tal y como él mismo contaba en otra entrevista con Fuera de Serie, su padre, Alfredo Goyeneche, vicepresidente del COE en Barcelona 92, al principio no entendía que vendiera chapas y bolsos, pero después respetó lo que su hijo quería hacer.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.