Actualidad

Kiko Rivera machaca a Anabel Pantoja en su exclusivón premeditado: "He pasado año y medio creyendo sus patrañas"

A raíz de la muerte de doña Ana, Kiko Rivera se reencontró con Isabel Pantoja en Cantora tras un año cargado de reproches y ataques constantes en revistas y platós de televisión. El DJ, que parece otro, ha concedido un exclusivón para hablar de cómo fue este encuentro, de lo que ahora supone su progenitora para él y de todo lo que es capaz de perdonarle. Al mismo tiempo, no ha dejado pasar la ocasión para poner verde a Anabel Pantoja, que finalmente decidió casarse mientras la familia lloraba la muerte de la matriarca. Tal y como contamos en Informalia, Kiko ya había pactado esta jugada contra su prima antes de la muerte de Ana Martín.

Lea también - Kiko Rivera cambia de opinión (otra vez) y ahora manda mensajes bonitos a Isabel Pantoja: "Mamá, me encantaría que estuvieses conmigo"

Así las cosas, el hermano de Isa Pantoja aparece este lunes en la portada de Lecturas dando, una vez más, titulares bomba: "Abracé a mi madre 15 minutos llorando. Le perdono el dinero", confiesa en sus páginas interiores, mostrándose ahora como un buen hijo.

De esta forma, Kiko también ha confesado que no sigue adelante con la venta de la finca que tanto él como su madre heredaron a partes casi iguales de Paquirri: "He parado la venta de Cantora", añade. 

Si antes echaba pestes contra su tito Agustín y la tonadillera, ahora la principal destinataria de sus misiles es su prima Anabel: "He pasado un año y medio creyendo sus patrañas".

La sobrinísima finalmente le dio el 'sí, quiero' a Omar Sánchez 'El Negro' el pasado 1 de octubre. A pesar de haber viajado hasta La Graciosa, tras la muerte de doña Ana, Kiko y su familia decidieron no asistir y no acompañar a su prima en este día tan especial para ella. 

Lea tambiénKiko Rivera y sus despreciables maniobras contra Anabel Pantoja para engordar su exclusiva

Al DJ no le gustó que siguiera adelante con la boda en lugar de actuar como él, quien, en duelo por su querida abuela, a quien no veía desde hace más de un año, decidió quedarse en casa.

Pero tal y como ya contamos en Informalia, lo que no sabe la gente es que esta exclusiva estaba pactada antes de que se muriera doña Ana y de que se celebrara la boda. Y que, de una manera u otra, Anabel Pantoja iba a ser su víctima. Kiko siempre busca un culpable: las drogas, su hermana, su madre, su tío Agustín? Él nunca tiene la culpa de nada. Ahora le tocaba a Anabel, de quien no soporta que tenga más protagonismo que él.

Esta polémica que se ha sacado de la manga la empezó a idear en su cabeza antes de la boda. Kiko se ha dado cuenta que en el último año se ha hecho millonario atacando a su madre y a su tío Agustín. Sabe que sus guerras familiares le generan importantes beneficios. Por eso aprovechó la situación para sacarse de la chistera un cabreo y una polémica sin sentido. Que él no quisiera ir a la boda es entendible, que deje de hablar a su prima y a su hermana por no hacer lo que él, no. Pero es que su tensión con ellas empezó en La Graciosa, no tras visitar Cantora como ha querido hacer ver.

Contaron a Informalia que él ya decidió poner distancia en la isla. De hecho, a Paquirrín ya no se le vio junto a ellas en el aeropuerto de Lanzarote cuando emprendieron su viaje a Cantora para estar junto a Isabel. Está bien asesorado. "Se alejó de ellas, estaba iniciando lo que en su cabeza había orquestado para volver a dar una entrevista con sustancia", aseguró a este medio una persona que ha vivido muy de cerca todo lo que ocurrió esos días en el clan Pantoja, boda incluida. No solo eso, según nos cuenta nuestra fuente, "Kiko tenía su asiento en el avión junto al de su hermana, pero se negó a sentarse con ella y se fue a otro".

Por otro lado, otra fuente, conocedora de las negociaciones entre Kiko y la revista donde se verá la entrevista, desveló a Informalia que el hijo de la tonadillera ha renegociado la exclusiva. Viendo la que ha montado y el momento oportuno del fallecimiento de su abuela, le dijo a la revista que ahora la entrevista costaba más dinero. De hecho, hay quien asegura que Paquirrín ha puesto todo de su parte para generar la máxima expectación posible y así subir el abultado caché que podría superar los 50.000 euros.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carmen
A Favor
En Contra

Al menos espero que pague los impuestos correspondientes.

Puntuación 4
#1
JOSEP
A Favor
En Contra

TODO POR LA PASTA.KIKO.

Puntuación 7
#2