Actualidad

C.Tangana y Nathy Peluso la lían en Toledo: una catedral mancillada y un arzobispo muy enfadado

Los artistas han colaborado en un nuevo single que lanzaron al mercado en la madrugada de este viernes y que ya se ha convertido en el centro de la polémica en medios y redes sociales. ¿El motivo? Grabaron el videoclip en la catedral de Toledo, con permiso del déan, Juan Miguel Ferrer Grenesche. Las imágenes, algunas subidas de tono, han escandalizado a los feligreses y cabreado al arzobispo, que ha emitido un comunicado desautorizando al déan.

Lea también - Ester Expósito (y otras nueve chicas) se suben al yate de C.Tangana y se lía: "Qué asco"

El tema se llama 'Ateo' y Grenesche defiende el rodaje de C.Tangana y Nathy Peluso con los siguientes argumentos: "El videoclip presenta la historia de una conversión mediante el amor humano. La letra de la canción es precisa: 'Yo era ateo, pero ahora creo, porque un milagro como tú ha tenido que bajar del cielo. Además, a ciertas actitudes de intolerancia contrapone la comprensión y acogida de la Iglesia, tal y como se manifiesta en las secuencias finales del videoclip". Y continúa: "Es cierto que el video utiliza un lenguaje visual provocador, pero no afecta a la fe. Es un lenguaje propio de la cultura de nuestro tiempo y se ha atendido al bien que pueda producir en los alejados".

Sus palabras, lejos de calmar las aguas, han provocado un auténtico tsunami y han obligado al arzobispo de Toledo a responder: "El Sr. Arzobispo desconocía absolutamente la existencia de este proyecto, el contenido del mismo y el resultado final. Lamente profundamente estos hechos y desaprueba las imágenes grabadas en el primer templo de la Archidiócesis. Pedimos humildemente y sinceramente perdón a todos los fieles laicos, consagrados y sacerdotes, que se han sentido injustamente heridos por este uso indebido de un lugar sagrado".

En redes sociales, ha habido reacciones en los dos bandos: aplauden y critican a partes iguales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.