Actualidad

Kiko Matamoros cuenta el infierno que vivió en su infancia: "En casa me daban palizas y en el colegio sufrí acoso sexual"

Kiko Matamoros se ha abierto en canal y ha desvelado los durísimos episodios de violencia que vivió durante su niñez en Lo que tú digas, un podcast presentado por Álex Fidalgo. El tertuliano de Mediaset ha asegurado que incluso sufrió "acoso sexual" en el colegio, una revelación muy impactante.

"A mí en mi casa y en el colegio me daban unas somantas de palos increíbles. Algunas salvajes. Recuerdo un puñetazo que me dio mi padre que sangraba mucho por la nariz y yo me di otra vez contra la pared para que no parase de sangrar. Pensaba: 'a ver si me muero ya'", ha rememorado Kiko.

Lea también - Kiko Matamoros y Marta López flipan con el 100 Montaditos: "Experiencia nueva, como adolescentes"

No solo sufrió violencia en casa, sino que también lo padeció en el colegio: "Con 7 años viví acoso sexual en el colegio. Pero muchos de mis compañeros sufrieron abusos sexuales por parte de los religiosos", ha declarado Matamoros, que ha recordado que al menos diez compañeros lo padecieron. "En aquella época los abusos sexuales estaban a la orden del día", ha lamentado.

La violencia era un patrón de conducta aceptado en aquella sociedad: "En mi juventud medíamos la virilidad a base de hostias. Nos fascinaba la violencia que es lo que vivías en la sociedad. Hace 20 años que no le doy una hostia a alguien", ha contado Kiko.

El colaborador también ha dejado claro que nunca ha usado la violencia con sus hijos: "He sido muy liberal con mis hijos, nunca les he puesto la mano encima", ha admitido, al tiempo que ha desvelado que los peores momentos se los han hecho pasar ellos.

En su charla con Fidalgo, tampoco ha evitado pronunciarse sobre su hermano, Coto Matamoros: "He aprendido a vivir sin mi hermano y estoy muy a gusto. El que le metió en la tele fui yo, el que le explicaba todo, él no tenía ni puta idea".

En lo que respecta a su trabajo en televisión, el tertuliano ha explicado que es "como el trabajo de un boxeador, los tengo que hostiar dentro de unos límites éticos". Además, se ha mostrado indiferente con el sentir de los espectadores: "Hay un juicio mediático o ético que me trae sin cuidado".

Por último, ha hablado de algunos personajes de la sociedad y de la política. "Si quieres pasar un buen rato tienes que seguir en Twitter a Irene Montero, que es ministra y no se puede ser más ignorante. Jesús Gil era lo que era, pero no dejaba de ser un tipo agradecido con su gente. Hubo un tiempo que la Casa Real si imponía determinadas mordazas, pero eso ya no pasa. Se abrió la veda. Si Felipe VI hubiese mantenido una conducta como la del padre, la institución se habría acabado", ha sentenciado.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments