Actualidad

Kiko Rivera se consuela gracias a varias suculentas ofertas tras la muerte de su abuela

Para Kiko Rivera ha sido un verdadero palo la muerte de su abuela a pesar de que el hijo de Isabel Pantoja sabía que Doña Ana estaba muy mal desde hacía algún tiempo. Una vez estaba Cantora, descubrió que su madre y su tío Agustín habían planeado deliberadamente que no llegara a velarla. Doña Ana murió un día antes de que se hiciera público el deceso, que se conoció el día 29 de septiembre, cuando sus nietos estaban llegando a La Graciosa. Apenas tuvieron tiempo para reaccionar. No llegaron ni a la incineración. Lo único que les quedaba era acudir a Cantora para poder abrazar a Isabel.

Y Kiko está destrozado. Primero, por la muerte de su abuela, a la que consideraba una segunda madre, pero también porque se ha dado cuenta de que su madre y su tío han actuado de mala fe. Aun así, no ha habido reproches ni malos rollos. Kiko quiere un acercamiento, siempre lo quiso, pero sobre todo una explicación. Y Pantoja también quiere sentarse con su hijo. Es lo que más puede beneficiarla.

Como ya adelantamos en Informalia, ella sabe que si habla con su hijo, Kiko lo para todo. Incluso podría hasta retirar la demanda contra Agustín. Pero para eso necesitan un cara a cara como el que podrían tener tan pronto como Kiko se recupere de este mazazo emocional que incluso le ha impedido asistir a la boda de su prima Anabel.

Los últimos meses no han sido fáciles para el Dj. Según nos cuentan, Kiko no estaba pasando por su mejor momento. Estaba muy tocado emocionalmente y eso incluso estaba afectando a su matrimonio con Irene Rosales. Al parecer las discusiones son constantes entre ellos. Nada parecía ir bien en su vida excepto su trabajo, en el que no le está yendo mal.

Sin embargo, la atención mediática estaba en otro lado. Ahora, tras el encuentro con su madre y su ausencia de la boda de su prima, todo ha cambiado. Su testimonio ha crecido en interés, y Kiko es consciente de ello. Lleva toda su vida en esto y sabe que puede sacar una buena tajada.

De momento, según ha podido saber Informalia, tiene varias ofertas sobre la mesa. Al menos dos revistas están interesadas en saber todo lo que pasó en Cantora. Y, por supuesto, Telecinco, que ha vuelto a poner el ojo en Paquirrín para hacer varios programas como los que hizo hace unos meses de la herencia envenenada. Kiko ya estudia las ofertas y su representante ya se frota las manos. Está claro que esto podría reportarle tremendos beneficios.

Kiko Rivera es consciente de que no acudir a la boda de su prima le ha beneficiado. Tiene de qué hablar y no sería extraño que polemizara criticando a Anabel por haber seguido adelante con la fiesta de su boda. Además, coincide, seguro que por casualidad, que saca un nuevo single. Recordemos que su representante, quien lleva sus asuntos con las revistas y televisiones, es su propia discográfica, Universal. De hecho, es probable que hayan sacado más beneficio por el trabajo de Kiko en las revistas y platós de televisión que por sus canciones.

Lea también - Irene Rosales estalla ante los rumores de una nueva infidelidad de Kiko Rivera: "Es un machaque psicológico"

Ahora quiere volver a aprovechar su momento, el que se ha generado por no acudir a la boda de su prima, y se ha sentado para analizar las ofertas que tiene sobre la mesa.

Hay que recordar que Kiko vivió su peor racha económica durante el confinamiento. Entonces confesó que había tenido que pedir una ayuda estatal para parados, que rondaba los 600 euros mensuales. Decía que no llegaba a final de mes. Incluso Irene tuvo que ponerse a trabajar en Viva la vida los fines de semana, para contribuir a la economía familiar.

Lea también: Kiko Rivera remata a su madre por 80.000 euros: la semana de oro del hijo de Isabel Pantoja

Tras firmar un suculento contrato con Universal, recorrerse todos los programas de Mediaset poniendo a parir a su madre, haciendo los especiales de La herencia envenenada y hacer varias exclusivas que concedió a su amiga Mila Ximénez, la economía de Kiko dio un giro de 180 grados. Tanto es así, que el pasado mes de julio, le confesó a David Broncano, en La Resistencia que podría tener millón y medio en el banco. "Y eso sin contar el patrimonio que aún no me han dado", soltó. Después de esto se ha comprado un coche de más 80.000 euros, del que presumió en redes sociales, y se han cambiado de casa, uno de sus sueños, tal y como adelantó también este portal. Ahora viven en un palacete con patio interior en Castilleja de la Cuesta, Sevilla. Y todo esto hay que mantenerlo. Kiko sabe cuál es la manera más fácil de hacerlo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin