Actualidad

Roban en el lujoso hotel donde se alojan Messi y su familia en París por 20.000 euros la noche

Una banda de asaltantes enmascarados ha cometido un robo en el hotel Le Royal Monceau, el lujoso establecimiento en el que se aloja Lionel Messi junto a su familia desde que aterrizó en París el pasado 10 de agosto. Cuentan medios internacionales que los ladrones se llevaron miles de euros en efectivo y joyas en cuatro habitaciones de diferentes huéspedes.

Por fortuna para los Messi, la suite en la que reside Leo Messi con su mujer, Antonela Roccuzzo, y sus tres hijos, Thiago, Mateo y Ciro, no fue atacada por los asaltantes. En las imágenes se ve a dos hombres enmascarados entrando a través de una puerta de balcón abierta en el sexto piso, solo un nivel por encima de donde se aloja el crack del PSG.

Pese a que la seguridad se ha reforzado desde la llegada del argentino, los asaltantes lograron superar los controles el miércoles de la semana pasada y entraron en varias habitaciones, robando los preciados activos que había en las mismas.

"Pagar una fortuna por un lugar elegante y seguro y que alguien entre en tu habitación es muy perturbador", se quejó uno de los huéspedes a The Sun. "La policía nos dijo que vieron a dos hombres con una bolsa en el techo con cámaras de circuito cerrado de televisión, pero no pudieron identificarse", alegó. "Dijeron que también se reportaron otros tres robos. Un tipo marroquí en la habitación de al lado me dijo que le habían robado el reloj", explica.

Es probable que el incidente deje un tanto inquieto a Messi, que paga cerca de 20.000 euros por noche por disfrutar de los lujos de este hotel, situado en la prestigiosa Avenue Hoche, cerca de los Campos Elíseos y el Arco del Triunfo. Aquí también se alojó Neymar cuando llegó al PSG en el verano 2017.

No obstante, los Messi continúan buscando casa por la capital de Francia. Hace unos días, desde Informalia contamos que encontraron la casa de sus sueños, un auténtico palacio llamado Palais Rose, ubicado en el barrio Chatou y enclavado en el lujoso Parque Ibis del Vésinet, a 20 kilómetros de París, pero al hacer la segunda visita se encontraron con una sorpresa que nadie esperaba. El propietario había aumentado el precio del alquiler en 10.000 euros después de enterarse de que el futbolista mejor pagado del mundo estaba interesado en mudarse a su palacete. Leo y Antonela se sintieron engañados y, por ahora, no han aceptado esta subida de precio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin