Actualidad

Kiko Rivera e Irene Rosales dejan en mal lugar a Anabel Pantoja: no van a su boda

El DJ no está para fiestas tras la muerte de su abuela, doña Ana, que ha sido como una segunda madre para él. Por ello, Kiko Rivera le pidió a su prima Anabel que cancelara su boda pero esta se negó. La 'pantojita' le explicó que se lo debía a sus invitados y le rogó a su primo que asistiera, tal y como estaba previsto, pero tras una tensa discusión, el hijo de Isabel Pantoja ha comunicado que no asistirá al enlace.

Kiko, que pasó la madrugada del jueves en Cantora consolando a su madre, ha vuelto a su casa en Sevilla para llorar su duelo en la intimidad y allí se reunirá con Irene Rosales y sus hijas, que se quedaron en La Graciosa y que ahora quieren estar cerca del DJ.

Lea también - Exclusiva: Isabel Pantoja y Kiko Rivera se verán en octubre para resolver cara a cara sus conflictos

Quienes sí han regresado a la isla dispuestas a continuar con los planes nupciales son Isa P. y Raquel Bollo, que han acompañado a la novia, Anabel, a su regreso a La Graciosa. Su madre, Merchi, ha asegurado que aunque su hija está afectada por la pérdida de su abuela, está más tranquila y dispuesta a pasar un buen día con los suyos.

La muerte de doña Ana ha puesto la boda de Anabel pendiente de un hilo. La primera reacción de la novia fue cancelarla pero su entorno la hizo recapacitar: los invitados, la exclusiva, los acuerdos comerciales... Finalmente, fue su tía Isabel Pantoja quien llamó a su sobrina y la animó a continuar con sus planes: le dijo que ya no podía hacer nada por su abuela y lo mejor que podía hacer era homenajearla en un día tan bonito.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin