Actualidad

El búnquer de Cantora esconde los secretos de los últimos meses de vida de la matriarca doña Ana

Muy pocos están al tanto de cómo han sido los últimos meses de vida de doña Ana, la matriarca de los Pantoja. Su cuidadora y sus hijos, Isabel y Agustín. El resto no tiene ni idea. La tonadillera y su hermano han guardado silencio absoluto, ni una sola pista sobre el estado de salud de su madre y eso es lo que le reprochan ahora Kiko Rivera, Chabelita, Bernardo, Juan y Anabel Pantoja a los dos únicos habitantes de Cantora, que les estuvieron ocultando el día a día de la fallecida.

Lea también - Guerra en Cantora: Isabel Pantoja sí quiere ver a su hijo, pero Agustín no le deja entrar en la finca

Kiko no se cierra a una pausa en sus desafueros con su progenitora, pero lo del tito Agustín ya es otra cosa. El dj le quiere fuera de la finca más pronto que tarde, Cantora es suya y de su madre y, según deja entrever a sus incondicionales, su intención es echar a su tío de la finca sea como sea. Le sobra su presencia. Cuanto más lejos, mejor.

Agustín, la mente pensante que mece la cuna de la tonadillera, el calificado como Rasputín pantojil, se echa a temblar ante la posibilidad de quedarse con una mano delante y otra detrás, porque sabe que su sobrino no tendrá piedad con él. Pero está claro que su hermana artista no le dejará abandonado a su suerte. Y Kiko también lo sabe.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin