Actualidad

Ana de Armas y Daniel Craig conquistan Londres (y el mundo entero) en el estreno de 'James Bond'

Se ha hecho de rogar pero la espera ha merecido la pena. James Bond vuelve a la gran pantalla con 007, Sin tiempo para morir. La película, protagonizada por Daniel Craig y Ana de Armas, se ha estrenado este martes en el Royal Albert Hall de Londres en una gala que no tenía nada que envidiar a los Oscar de Hollywood. Alfombra roja, diseños de impacto y hasta invitados reales: los duques de Cambridge y los de Cornualles.

Lea también - Kate Middleton enamora al mismísimo James Bond con un diseño de Jenny Packham: "Estás muy hermosa"

Daniel Craig, que se despide del mítico agente con este film tras haberle dado vida en cinco ocasiones, arriesgó con su look gracias a un esmoquin en terciopelo rosa y posó con dos de las actrices que le acompañan en esta nueva entrega, Lashana Lynch (con un elaborado vestido de Vivienne Westwood Couture que se deslució a causa de la lluvia) y Lea Seydoux (con vestido de estilo griego y escote halter acompañado por capa de Louis Vuitton).

Ana de Armas, que se estrena como chica Bond dando vida a una agente de la CIA, acaparó todas las miradas con un modelo muy sexy de generoso escote y amplia abertura lateral de Nicolas Ghesquière para Louis Vuitton, muy parecido al que luce en la película.

También acudieron otros protagonistas de la película, como Judi Dench y Rami Malick, que da vida al villano de esta entrega.

Billie Eilish, compositora e intérprete del tema central de la cinta, sorprendió con un look mucho más discreto y sobrio de lo que suele ser habitual en ella.

Jason Momoa, Naomi Harris (de Michael Kors) y Geri Halliwell con su marido, Christian Horner.

La familia real británica, Guillermo de Inglaterra con su mujer, Kate Middleton; y el príncipe Carlos con Camilla, saludó al elenco y charló con él antes de la proyección.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.