Actualidad

Carla Vigo obedece a su tía Letizia tras la bronca: deja la televisión y da clases de interpretación con la actriz Josele Román

La reina Letizia cogió el teléfono hace unas semanas para llamar a su sobrina, Carla Vigo, con quien tuvo una seria conversación en la que le aconsejaba que dejara de ser el hazmerreír de los programas de televisión, según contamos en Informalia. "Para esto ya", nos aseguran que le dijo su tía, que movió ficha tras sus últimos escándalos públicos, sus fiestas, su perreo viral y sus intervenciones televisivas.

Letizia no hizo esta llamada sólo como Reina, sino también como tía. No le gustaba ver a la hija de su hermana, la fallecida Érika Ortiz, como la estaba viendo: contando en televisión cuándo y cómo perdió la virginidad, posando con su novio en la cama, haciendo directos en sus redes sociales morreándose con su novio, o incluso teniendo que negar que padezca alguna discapacidad mental.

La mujer de Felipe VI no veía nada bien que la joven estuviera en boca de todos y, mucho menos, que se estuviera convirtiendo en diana de las burlas de programas de Telecinco y de las redes sociales. De ahí su tono serio, diferente al de otras llamadas en las que ya le hacía saber su malestar por el rumbo que estaba tomando su vida pública.

Lea también - Letizia aconseja a su sobrina Carla Vigo que deje de ser el hazmerreír de los programas de televisión

Parece que esta llamada sí ha tenido gran influencia en Carla, que ha tomado la decisión de alejarse de la televisión, según cuenta El Español. "Se ha dado cuenta de que hacer según qué tipo de programas y salir en ellos la perjudica para sus metas", aseguran, haciendo caso así a su tía.

La joven quiere ser actriz, ese es su sueño y va a pelear por conseguirlo. Para ello, está dando clases de interpretación con una gran maestra, la actriz Josele Román, una de las estrellas del cine del destape, en los años 70. La propia artista reconoce que tienen un gran proyecto juntas: "Empezaremos por rodar un corto que estoy preparando. Escrito por mí", desvela.

"El cortometraje lo voy a enviar a un festival donde hace un año mandé uno que me premiaron. Yo dirigiré a Carla. Y veré cómo se desenvuelve como actriz. Será la protagonista. Lo de las clases lo hago por amistad. La conocí y, la verdad, me cae bien. Es jovencita, pero tiene carácter y fuerza. Es algo especial. Yo no doy clases a nadie más, aunque a veces sí veo que otros dan, y cursillos y tal. E incluso a los que las dan se las podría dar yo, pero no se da el caso", explica Román.

La protagonista de títulos como Don erre que erre, La decente, Tráiler para amantes de lo prohibido o Vente a ligar al Oeste cuenta cómo conoció a Carla: "Con Carla estuve en un pase de una película mía, titulada Huidas. Y luego otro día fuimos a un tablao flamenco donde nos invitaron. Ella baila flamenco y a mí el flamenco me encanta", asegura Román, que ahora tiene el objetivo de convertir a la sobrina de la Reina en una estrella del séptimo arte.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.