Actualidad

Tamara Gorro y Ezequiel Garay ganan casi ocho millones de euros en tres años con su inmobiliaria de lujo

El futbolista argentino de 34 años colgó las botas el pasado mes de julio pero no saltó a una piscina sin agua. Tanto Ezequiel Garay como su mujer, Tamara Gorro, llevan ya tres años trabajando en un negocio del que nada se ha sabido hasta ahora pero que ha resultado ser todo un éxito. Tanto, que el matrimonio ya se ha embolsado 7,5 millones de euros.

Lea también - Tamara Gorro se queda en sujetador e incendia la red con un sensual posado: "¡Madre mía, oiga!"

El Plan B de Garay tras despedirse de los campos de fútbol ha sido una inmobiliaria. De lujo, eso sí. La promotora se llama Real Estate Gargor (la suma de Garay y Gorro) y la fundaron en 2018. Ambos aparecen como administradores solidarios y, según Semana, en su primera promoción han vendido más de 15 casas, cuyo precio supera los 500.000 euros cada una. Se trata de viviendas unifamiliares de dos plantas con terraza, tienen más de 170 metros construidos y 500 de parcela, y están situadas en Valencia.

Ellos ya presumen de su nuevo proyecto en redes sociales: "Y aquí les presento mi nueva etapa. Un gran proyecto en el que llevo trabajando dos años con mucha ilusión. Todos tenemos sueños en la vida y yo tenía uno que hoy puedo decir que se ha cumplido", ha escrito Garay. "Orgullosa es poco", le comenta Gorro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.