Actualidad

Xandra Falcó, hija de Carlos Falcó, sale en defensa de Esther Doña por su idilio con el juez Pedraz: "Tiene derecho a rehacer su vida"

La relación entre Esther Doña y el juez Santiago Pedraz se convirtió en una de las grandes bombas del verano. Poco menos de un año y medio después de la muerte de Carlos Falcó, su viuda volvía a ilusionarse en el amor de la mano del magistrado de la Audiencia Nacional.

El nuevo idilio entre Esther y Santiago no sorprendió ni a los hijos ni a los amigos más íntimos del fallecido marqués de Griñón, según contamos en Informalia a mediados de agosto, pocos días después de que saliera a la luz el romance. Desde el círculo cercano de Falcó reconocían que estaban convencidos de que la viuda de Carlos iba a rehacer su vida sentimental a medio plazo.

Ahora, pasado un tiempo prudencial desde que se conociera la noticia, una de sus hijas, Xandra Falcó, ha asegurado que está muy feliz por esta nueva relación de Esther: "Me parece muy bien que ella continúe y siga adelante, me parece muy bien y me alegro por ella", ha dicho a los reporteros de Europa Press.

Lea también - El juez Pedraz, novio de Esther Doña, vapuleado por Jiménez Losantos por unos tuits: "No presumas Santi"

Xandra ha salido en defensa de Doña, alegando que le parece "muy duro" lo que ha vivido. "Ella tiene derecho a rehacer su vida, pobrecilla", ha declarado, dejando claro que "tiene derecho a seguir su vida".

La hija del marqués sabe lo que es perder a un marido y, por ello, la comprende perfectamente: "Yo me acabo de quedar viuda también y es como si no se pudiera salir a cenar con nadie", ha explicado Sandra, que sufrió la muerte de su esposo, Jaime Carvajal Hoyos, hace justo un año.

Lea también - Esther Doña le hace la cobra al juez Pedraz durante su tarde de toros

Las declaraciones de Xandra contrastan con el silencio de otros de sus hermanos. Tamara Falcó, por ejemplo, ha evitado pronunciarse sobre el nuevo amor de Doña. No obstante, ambas mantienen un fuerte enfrentamiento y su relación es nula.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.