Actualidad

Las lecciones de estilo de Meghan Markle en su primera semana en Nueva York: looks monocolor y homenaje a Lady Di

Desde su despedida en Londres el Día de la Commonwealth el 9 de marzo de 2020, Meghan Markle no ha asistido a ningún acto público. Sin embargo, hemos podido ver a la mujer del príncipe Harry en diferentes ocasiones durante este tiempo, como la impactante entrevista que la pareja concedió a Oprah Winfrey o cuando anunció el embarazo de su hija Lilibeth.

Ahora, los duques de Sussex retoman de nuevo su agenda, pero lejos de la Casa Real Británica. La pareja inicia una nueva vida en Nueva York, y desde la semana pasada han asistido a diferentes encuentros donde Markle ha dado, en cada uno de ellos, una lección de estilo.

Su primera aparición fue el jueves para reunirse con el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y la gobernadora del estado, Kathy Hochul, en el One World Trade Center construido en el lugar en el que se levantaban las torres gemelas. Para esta ocasión, los duques eligieron un look azul marino.

Gtres

Markle lució un pantalón con bajo acampanado con jersey de cuello alto, abrigo de Emporio Armani y salones de Aquazurra. Para el pelo se decantó por un moño con raya en medio muy pulido y no se complicó con los accesorios. En definitiva, un look de 'working girl' acertadísimo de la cabeza a los pies.

Ese mismo día, la pareja tuvo una segunda reunión con la embajadora de la ONU Linda Thomas-Greenfield, y Meghan modificó su estilismo. Cambió su abrigo negro por uno camel de Max Mara y el pantalón por una falda lápiz hasta la rodilla. Un estilismo desquitado de estridencias pero algo más sexy y atrevido que el anterior.

Gtres

El viernes se reunieron con funcionarios de la ONU para hablar sobre la importancia de la equidad de las vacunas, el empoderamiento de las mujeres, la crisis climática y la salud mental. Meghan recurrió a la misma fórmula de estilo, aunque en otros colores. En esta ocasión se decantó por un look en tonos tierra, formado por un pantalón ancho, una blusa satinada, un abrigo camel de Max Mara. Bajo las mangas del abrigo dejaba ver el reloj y la pulsera de Cartier que le han acompañado durante estos días a todos los eventos en la Gran Ciudad. Para el 'look beauty', la duquesa siguió fiel a su recogido pulido y unos pendientes muy discretos.

Gtres

El mismo viernes, la pareja visitó una escuela de Harlem, y Meghan aprovechó paara leer a los niños su libro The Bench. Esta vez, la ex actriz se dejó ver con un estilismo más informal, aprovechando la ocasión. Lució un conjunto ancho de color rojo de pantalón y chaqueta de Loro Piana, unos zapatos de terciopelo de Manolo Blahnik y dejó -por primera vez en esos días- su melena suelta.

Gtres

El sábado, los duques asistieron al encuentro más divertido y mediático de la semana. Central Park acogía el espectáculo de Global Citizen, una cita en la que que han participado 70 artistas en 15 ciudades diferentes con sede principal en Nueva York con cabezas de cartel como Jennifer Lopez, Billie Elish o Cold Play pidiendo una mayor conciencia para combatir el cambio climático y solidaridad en el repartido de vacunas contra la Covid con los países más necesitados. Para esta ocasión, donde la pareja también subió al escenario para concienciar sobre la importancia de este asunto, Meghan escogió un minivestido blanco de manga corta de Valentino con aplicaciones de flores en el bajo de la falta y la parte superior. La duquesa llevó un recogido más informal con los mechones delanteros sueltos y abrigo y complementos negros.

Gtres

El bolso fue lo que llamó especialmente la atención de este look por su 'homenaje' a Lady Di, aunque no está claro si el que lució Meghan fue el mismo que perteneció a la madre del príncipe Harry. Y es que, en 1995, con motivo de la inauguración de una exposición en París patrocinada por LVMH y Christian Dior, la princesa de Gales recibió como regalo de cortesía un bolso de la maison que le hizo especial ilusión. Un año después, Dior sacaba al mercado un modelo inspirado en aquel diseño con el nombre de Lady Dior.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.