Actualidad

El duque de Alba llama al orden a su hermano Fernando por desvelar un nuevo cisma familiar

Fernando Martínez de Irujo metió la pata hasta el fondo y su hermano Carlos, actual duque de Alba, le ha llamado al orden por desvelar que existen nuevas desavenencias familiares. Y menos mal que la cosa se quedó ahí y no fue a más, pero ahora se suceden las especulaciones y los rumores. Que si el duque y su hermano Cayetano han vuelto a distanciarse, que si uno de los hermanos podría vivir una crisis sentimental…

Lea también - Fernando Martínez de Irujo desvela una nueva crisis en la Casa de Alba: "Estamos parcialmente unidos"

Palos de ciego ante la negativa de Fernando de aclarar la situación real de los suyos. El aviso ducal para que calle y no revolucione aún más las cosas parece surtir su efecto coactivo. Menudo es el señor duque cuando se enfada. Lo que extraña es que Fernando, el más discreto y menos mediático de los hermanos Alba, haya originado este berenjenal en un momento familiar de presumible bonanza.

La muerte de la matriarca Cayetana reveló que la unión de sus hijos distaba mucho de ser tan idílica como a ella le hubiera gustado. Pronto llegaron las desavenencias. Si la duquesa siguiera viva, seguramente, ya habría puesto orden entre sus hijos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.