Actualidad

Matías Urrea no tiene miedo a lo que cuente Ainhoa Arteta en sus inminentes memorias

Uno de los proyectos más inmediatos de Ainhoa Arteta es publicar sus memorias, un libro escrito por su íntima amiga Helena Cosano y en el que colabora su hija, Sarah Croft. La soprano desgrana en ellas los episodios más importantes de su vida, incluida su turbulenta relación sentimental con el militar Matías Urrea, del que se separó este verano.

Lea también - Ainhoa Arteta se refugia del tormentón en una cena con amigos en Madrid: la imagen más buscada de la soprano

El capitán de fragata, desvela uno de sus mejores amigos, "no tiene miedo a lo que pueda contar su ex mujer, en este aspecto, me dijo que se encuentra muy tranquilo". Nos cuenta que "fue Matías quien inició con ella este proyecto literario hace más de dos años" y que "fue él quien le propuso que las escribiera". También nos cuentan que el militar "fue quien se puso en contacto con Helena, que es una diplomática amiga suya". Le da igual lo que explique Arteta en el libro, "siempre y cuando se atenga a la verdad y no tergiverse las cosas".

La misma fuente añade que "Matías fue muy comprensivo cuando su mujer le comunicó que quería emprender una nueva vida en solitario, y ahora quiere solucionar los temas que tenían en común". Nos aseguran que quiere hacerlo "con tranquilidad y buen hacer, y sin enfrentamientos mediáticos", y que "él no desea conflictos. Sobre todo, por el amor que se han tenido en los seis años que estuvieron juntos".

Uno de esos asuntos es la forma en que Arteta devolverá a su ex el préstamo de cuarenta y tantos mil euros que Urrea solicitó para ella en una entidad bancaria. El marino pidió a la cantante que se hiciera cargo de las joyas que quedan por abonar y que le fuera devolviendo el resto en cómodos plazos. Pero al salir publicada en la revista Semana la noticia de la separación, las cosas cambiaron y la buena sintonía entre las dos partes sufrió un cierto retroceso. Y a día de hoy los desafueros continúan. Nuestra fuente descubre que "se están diciendo muchas mentiras sobre Matías, le duele que se le imputen hechos que no son ciertos, como que él obligaba a trabajar a Ainhoa durante la pandemia o que se llevaba comisiones en los contratos… Es falso. Quieren hacerle quedar como el malo de la película y nada más lejos de la realidad".

Las víctimas colaterales de esta ruptura son el hijo de Matías y el de Ainhoa, que convivieron con ellos y se llevaban muy bien, casi como hermanos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.