Actualidad

David Flores envía un comunicado para aclarar la demanda contra Rocío Carrasco: "Reclamará los alimentos tanto a su padre como a su madre"

Unas horas después de que saliera a la luz que el hijo pequeño de Rocío Carrasco solicitaba un año de prisión y 15.000 euros de indemnización para ella por no haber pagado su manutención en los últimos años, el joven ha querido matizar esta información. Los abogados de David Flores han emitido un comunicado y han adelantado que el hijo de Antonio David no hablará con los medios personalmente.

"Tal y como don David Flores Carrasco ha declarado donde procedía y ante las informaciones publicadas, desea que les comunique que procederá a reclamar los alimentos tanto a su padre, como a su madre, tal como se está tramitando en la actualidad, dirigiendo las correspondientes reclamaciones a ambos", reza el documento. "De la misma manera que se han solicitado las penas establecidas en el Código Penal respecto a su madre, doña Rocío CARRASCO MOHEDANO, mi cliente, una vez obtenga la sucesión procesal en el procedimiento penal que se dirige contra su padre, don Antonio David, solicitará igualmente las penas privativas de libertad señaladas en el mismo Código Penal, contra su padre".

Lea también - Rocío Carrasco y Fidel Albiac, contra Antonio David y Rocío Flores en los juzgados: la fecha del esperado encuentro de los cuatro

El comunicado finaliza: "Mi cliente finalizará estas actuaciones procesales, en el caso de que ambos progenitores cesen en los procedimientos penales que han iniciado el uno contra el otro, reiterando, que no hay mayor deseo por parte de don David Flores Carrasco que sus padres pongan fin a dichos procedimientos".

David convivió con su madre y Fidel Albiac hasta que cumplió los 18 años, momento en el que decidió voluntariamente instalarse definitivamente con su padre y su hermana en Málaga. Desde entonces, madre e hijo no han vuelto a comunicarse ni verse, algo doloroso para el joven que, tal y como ha manifestado a sus familiares y amigos, le gustaría retomar el contacto con ella y que finalizara la guerra judicial que mantienen sus progenitores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.