Actualidad

Ainhoa Arteta se refugia del tormentón en una cena con amigos en Madrid: la imagen más buscada de la soprano

Ainhoa Arteta saca fuerzas para recuperarse de la mala racha que está atravesando a raíz de los problemas de salud y su complicada separación del militar Matías Urrea, con el que nunca llegó a rubricar su matrimonio. Este miércoles, la soprano disfrutó de una distendida reunión en casa de unos amigos en Madrid, pues volvió por unos momentos a la capital tras instalarse en el País Vasco.

Lea también - Marta Sánchez arropa a su gran amiga Ainhoa Arteta en su momento más duro: "Va a salir más fuerte"

De esta cita nos hizo testigos el joyero Emiliano Suárez a través de su cuenta de Instagram. Todos los amigos estaban degustando una cena y compartiendo confidencias alrededor de una mesa. A Arteta, a quien se le aprecia una venda en su mano derecha por la amputación de un dedo, se la ve muy animada mientras no para de charlar con el resto de comensales. Como si ningún tormentón estuviera cayendo en su vida.

"En casa, rodeado de talento, música y amistad", comentó el marido de Carola Baleztena. Precisamente la artista está sentada junto a la actriz. Gracias a sus amigos está tratando de salir adelante.

Lea también La guerra entre Ainhoa Arteta y Matías Urrea: las fotos, el vídeo y los audios de "alto voltaje" que pueden salir a la luz

Al mismo tiempo que Arteta disfrutaba de esta cena, otra amiga suya, Marta Sánchez, hablaba de ella en los premios del Museo Chicote, que se celebraron este miércoles, también en Madrid: "Está mucho mejor, está mucho mejor sí. Con muchas ganas de trabajar y muy animada. Está muy arropada por amigos, que la queremos mucho y seguro que va a salir más fuerte de esto que antes".

También dio la cara por Arteta su tercer marido, el jinete Jesús Garmendia, con quien tiene a su hijo Iker de 11 años: "Sí que levanta cabeza, porque ha sido un problema que le ha pasado, pero levanta cabeza, y levantará y está fenomenal. Le habla un exmarido, pero es la mejor madre que puede tener mi hijo", aseguró a la revista Hola. "Siempre estaré a su lado porque tengo un hijo con ella", añadió.

Al cólico nefrítico por el que ingresó en la UCI y la amputación de varios de sus dedos, se sumó su polémica separación con el militar, que también era su representante. Las acusaciones entre los dos, por medio de terceros, han sido constantes estas semanas e incluso Urrea se iba a sentar en el Deluxe el pasado sábado, pero finalmente fue vetado por Defensa. Las aguas no bajan calmadas para la artista.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.