Actualidad

María Teresa Campos reaparece tras la venta de su casa y las confesiones de Bigote: "Estoy bien, ¡no me quieras matar!"

Después del shock que supuso el regreso de Edmundo Arrocet a España y su entrada en Secret Story dos años después de su ruptura con María Teresa Campos, la malagueña continúa con su rutina. Tranquila y tratando de demostrar que el humorista es un capítulo cerrado en su vida, ha reaparecido de lo más bromista y completamente ajena a las últimas polémicas declaraciones de su ex.

Lea también - María Teresa Campos firma la venta de su mansión por 2,5 millones de euros: en esto se convertirá su casa

Bigote, después de asegurar que no había dejado a la veterana presentadora a través de un mensaje de Whatsapp, confesó, sin rastro de remordimientos, que ha sido infiel en algunas de sus relaciones anteriores, sin desvelar el nombre de las engañadas. 

Al margen de estas polémicas confesiones, la presentadora, que por fin ha logrado vender su mansión de Molino de La Hoz por dos millones y medio de euros, ha acudido a una revisión médica en su hospital de cabecera.

Visiblemente tranquila y tirando de ironía, ha confesado como se encuentra. "Pues estoy con la mascarilla", aseguraba, pidiendo calma a los fotógrafos con un "a ver si me vais a tirar" mientras caminaba con paso firme del brazo de su asistente y hombre de confianza, Gustavo.

Lea tambiénMaría Teresa Campos le tenía miedo a Bigote Arrocet porque le faltaba el respeto a gritos, según Kiko Hernández

"Yo estoy bien gracias a Dios si me preguntas eso. ¡Ya no me quieras matar!", exclamaba, mucho más animada que el día que rompió a llorar en el programa de radio de Federico Jiménez Losantos para pedir que no asociasen su nombre al del humorista chileno. 

"No voy a contestar a nada sobre un tema del que ya he dicho lo que tenía que decir y no me compete", ha añadido después, a la salida del centro, sobre la participación de Bigote en el reality de Telecinco.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin