Actualidad

La reina Letizia recurre otra vez al vestido de las famosas para su cita con Ana Botín en Madrid

La reina Letizia ha arrancado su semana presidiendo la clausura del acto Proyecto Santander en el Museo Reina Sofía, donde como no podía ser de otro modo también ha estado presente la presidenta de la entidad bancaria, Ana Botín. Para esta cita, la consorte asturiana ha vuelto a tirar de fondo de armario rescatando el vestido viral que también han lucido otros rostros conocidos como su amiga Sonsoles Ónega o las presentadoras Emma García y Patricia Conde.

Lea tambiénEl plan 'picante' de Felipe y Letizia por el cumpleaños de la reina en pleno centro de Madrid

Esta prenda de Sandro Paris es una de las favoritas de la mujer de Felipe VI, que lo ha lucido en cinco ocasiones más desde que lo estrenara en diciembre de 2018. La última de ellas, el pasado mes de mayo cuando entregó los Premios SM de literatura infantil y juvenil El Barco de vapor y Gran angular.

Se trata de un vestido de manga larga con abertura cruzada en 'V' y falda midi evasé plisada, entallado a la cintura. Está confeccionado en un tejido satinado estampado con lágrimas de paisley sobre el pecho y finas cenefas en un tono ligeramente más claro sobre la falda. Su precio era de 295 euros, aunque cuando lo estrenó estaba rebajado en 206,50.

La reina Letizia con Ana Botín y la ministra Diana Morant

Lea tambiénLa reina Letizia rescata su vestido de cuero negro en su última cita en Madrid

En esta ocasión, la madre de la princesa Leonor y la infanta Sofía ha rematado el atuendo con unos stilettos negros de Carolina Herrera (los que también tiene en otros colores) y un discreto bolso de mano de la misma firma. En cuanto a las joyas, sin sorpresas, los pendientes inspirados en cañas de bambú y su preciado aniño de Karen Hallam.

A continuación, unas fotografías de las famosas que también han lucido el mismo vestido de Sandro Paris. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.