Actualidad

Enrique Iglesias desvela sus secretos más oscuros: "Bebo un poco de vodka antes de subir al escenario"

Horas antes de lanzar un nuevo disco (El final: Volumen I), el hijo de Julio Iglesias e Isabel Preysler ha concedido una divertida entrevista en la que ha desvelado algunos aspectos hasta ahora desconocidos de sí mismo. Por ejemplo, cómo se prepara antes de subir a un escenario: "Me tomo un poco de vodka, me gusta estar solo y visualizar lo que va a suceder, todavía me sigo poniendo nervioso y siempre pienso que es el último show".

Lea también - Enrique Iglesias, en el momento adecuado de parar, lanza este viernes su último disco: ¿y después qué?

Enrique Iglesias (46) ha hecho un repaso por su vida y ha confesado que fue un niño muy travieso: "Yo era tremendo cuando era pequeño, mi hijo me recuerda mucho a mí... Yo tiraba petardos por la calle, una vez le tiré una lagartija a un coche con la ventana abierta, perseguí a una niña con un spray de caca... Eso sí, ella me pegó un raquetazo que tuve que ir al hospital y me pusieron puntos", ha recordado entre risas junto a Pablo Motos en El Hormiguero. "Mi hermana Tamara todavía me compra ese spray de caca cuando vamos de gira, por si quiero seguir haciendo travesuras".

El cantante también ha desvelado que fue muy mal estudiante ("siempre supe que lo mío era la música") y que fue muy tímido hasta los 18: "Luego me hice famoso y ya ligaba... De los 18 a los 20 me lo pasé muy bien", ha contado. "Lo más fuerte que he visto en una fiesta... Fue en una fiesta en la mansión Playboy, fui con unos amigos y había un jacuzzi enorme... Y creo que me voy a callar".

Desde hace ya 20 años, Enrique mantiene una relación con la tenista Anna Kournikova, con la que tiene tres hijos: "Ellos son mi antidepresivo, cuando llego a casa me cambia el humor, me lo paso muy bien con ellos, aunque estén chillando, por eso me cuesta mucho ir de gira y me gusta estar en casa", ha explicado. "Las peleas que hay por los celos son tremendas pero también es gracioso, el tiempo pasa volando", ha dicho nostálgico. Preguntado por qué características debe tener un buen padre, ha respondido: "Un buen padre tiene que tener paciencia y saber escucharles, mimarles, quererles, repetirles que estás con ellos aunque no lo estés físicamente, yo les digo que siempre pueden contar conmigo".

Enrique ha podido hablar unos minutos con su hermana Tamara, colaboradora de Pablo Motos en El Hormiguero, a la que le une una gran relación: "Siempre hemos hablado mucho, ella viene a mi casa a Miami, ha cuidado a mis hijos... Nos llevamos muy bien, nos da rabia que digan que somos medio hermanos", ha dicho él. "Enrique es un ángel, siempre está en lo bueno y en lo malo", ha dicho ella. Juntos han recordado la última vez que se vieron: en agosto, para despedir a su abuela, la madre de Isabel Preysler: "Llegué a tiempo para despedirme de mi abuela, le di un beso, le dije que la quería muchísimo, que ahora sería nuestro ángel de la guarda, y a la hora de mi llegada, murió. Me alegré mucho de haber podido estar con ellas, con mi madre y con Tamara", ha contado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin