Actualidad

La infanta Elena disfruta de la gran pasión del rey Juan Carlos en Sanxenxo tras su decepcionante regreso a la hípica

Después de un verano entre Abu Dabi con el rey Juan Carlos, en Bidart con su hermana, la infanta Cristina, y en Palma de Mallorca con la reina Sofía, la infanta Elena ha puesto el broche de oro a sus vacaciones disfrutando de una de las grandes pasiones del emérito en Sanxenxo. No sin antes regresar a la hípica este fin de semana, de una forma un tanto frustrante. 

Lea tambiénLa infanta Elena se pone dura con sus hijos pero sus consejos caen en saco roto

La duquesa de Lugo se ha desplazado a la localidad pontevedresa para asistir a la segunda jornada de regatas del Xacobeo 6mR Europeans, que se celebra en el Real Club Náutico (RCNS), donde tantos veranos hemos visto al padre de Felipe VI disfrutando con amigos y de una de sus grandes pasiones, la vela.

Además de su amor por el mar y por las regatas, la madre de Froilán y Victoria Federica también ha 'heredado' de su padre sus amistades. En esta ocasión la hemos visto acompañada por el presidente del club náutico, Pedro Campos, patrón del 'Bribón 500'. Precisamente con él y otros amigos íntimos cenó el rey Juan Carlos por última vez en España antes de poner rumbo a los Emiratos en el verano de 2020. 

Lea tambiénLa infanta Elena reaparece para representar a la Casa Real dos años después de su obligada retirada

Este viaje ha llegado días después de su regreso a la hípica. Este fin de semana disfrutó de la competición CSN2 Avanza-RACE en San Sebastián de los Reyes y participó en la prueba de saltos después de algo más de dos meses sin hacerlo, tal y como desvela Ok Diario. A lomos del Jordano EB, el sábado quedó en el número 59 y el domingo en el 43. Atrás quedan otras marcas como el número 19 que alcanzó en julio en Finca El Pinar. No obstante, se lo pasó en grande. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin