Actualidad

Irene Rosales estalla ante los rumores de una nueva infidelidad de Kiko Rivera: "Es un machaque psicológico"

La sombra de la infidelidad vuelve a planear sobre las cabezas de Kiko Rivera e Irene Rosales. Esta vez es una persona que asistió a su último bolo en Chipiona quien asegura que tiene fotos en las que se ve al DJ flirteando, y besándose, con una chica morena con la que, según esa fuente, había "una gran complicidad".

Desde Sálvame también apuntan a que el hijo de Isabel Pantoja podría haber recaído en sus adicciones, algo que ha negado la propia Irene en la mañana de este miércoles. La extertuliana ha estallado ante las últimas noticias sobre su marido y su presunta crisis matrimonial.

Lea también - Las sombras de otra presunta infidelidad de Kiko Rivera atormentan a Irene Rosales

"Estoy bien, no sé de donde se han inventado todas esas cosas de verdad, pero que estamos bien", ha declarado la influencer, que dice no creerse que su marido le haya sido nuevamente infiel: "No le voy a dar importancia porque no me importa absolutamente nada".

Irene ha dejado claro que "lo único que me puede llegar a molestar" es que hablen sobre las adicciones de su esposo. "Siempre con el mismo tema. Es a la única persona que le dan cada dos por tres un machaque psicológico de que si vuelve a caer en sus adicciones, que si no ya está, porque es de la única persona que se habla", se ha quejado.

"Yo creo que Kiko en su momento habló del problema que tiene y no creo que haya que estar refrescándoselo y acusándolo cada dos por tres", ha alegado, muy dolida, confesando que "es lo único que a mí personalmente me duele". También ha admitido estar cansada de los rumores de crisis por la ausencia de Kiko ahora que ha regresado a los escenarios y ha contado por qué no acudió a su último show: "Mi situación ha cambiado mucho. Yo antes podía acompañarlo más, ahora no puedo porque no tengo con quien dejar a las niñas. Antes también tenía la ayuda de mi madre, de mis hermanas, pero una hermana mía acaba de tener un bebé y es más complicado e imposible".

"Me hubiese gustado pero también sabía que iba a haber mucha gente, me podía haber llevado a las niñas pero al saber que habría mucha gente decidí quedarme en casa y sobre todo preparar cosas para el cole que ya había empezado", ha asegurado, insistiendo en que no hay atisbo de crisis en su matrimonio: "Para nada. Que estamos muy bien".

Por último, ha justificado su ausencia en la despedida de soltera de Anabel Pantoja: "Me dio muchísima pena, ¿a quién no le gustaría estar en una despedida pasándolo bien? Pero es que estamos en las mismas", ha dicho, confirmando que sí estará en su boda.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin