Actualidad

La cantante Alanis Morissette confiesa que sufrió una violación múltiple cuando solo tenía 15 años

Alanis Morissette ha confesado que sufrió una violación múltiple cuando tenía 15 años y era una gran promesa del pop canadiense. 32 años después de los espeluznantes hechos, la cantante ha desvelado este terrorífico episodio en el documental Jagged, que se acaba de estrenar en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

"Tuve que hacer años de terapia para admitir que había habido parte de victimización por mi parte", cuenta Morissette en el filme. "Yo siempre me decía que fue consentido, pero luego recordaba 'Ey, tenías 15 años, no das tu consentimiento con 15 años'. Ahora ya digo: eran todos unos pedófilos. Es una violación de menores", añade.

La artista no identifica en la cinta a sus supuestos abusadores y dice haber recibido presiones por parte de la industria para que no aireara la violación: "Se lo conté a algunas personas y cayó en saco roto. Era ese tipo de momentos cuando cuentas algo y la gente se pone de pie y se va de la habitación", comenta.

"El hecho de que yo no contara información específica sobre mi experiencia como adolescente fue por querer proteger: proteger a mis padres, proteger a mis hermanos, proteger a las futuras parejas", asegura la cantante, que responde con contundencia a los que le echan en cara haber esperado tanto para contarlo: "Que se jodan. No es que esperara, es que nadie escuchaba. Su sustento fue amenazado o su familia fue amenazada".

Cuando sucedieron los hechos, Morissette daba sus primeros pasos en el mundo de la música, una carrera que comenzó a despegar en 1990, cuando firmó con MCA Canada y empezó grabó primer álbum, Alanis. Tenía 16 años. Su segundo disco, Now is the time, tampoco tuvo una gran repercusión, todo lo contrario que el tercero, 'Jagged little pill', que supuso un antes y un después en su carrera. Vendió 33 millones de copias en todo el mundo y fue el espaldarazo para una exitosa trayectoria en la que ha publicado otros seis discos más. El último, Such pretty forks in the road, el pasado año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.