Actualidad

Joaquín Prat rompe su silencio tras su separación de Yolanda Bravo: "Estoy bien, feliz"

Joaquín Prat (46) se ha convertido en uno de los grandes protagonistas del mes de septiembre en el papel couché por su separación de Yolanda Bravo tras doce años juntos y un hijo en común. Días después de que saliera a la luz la noticia, el presentador ha tomado la palabra para asegurar que está "bien" y es "feliz".

Al ver a los reporteros de Europa Press, el periodista de origen danés bromea: "No, no te puedo atender porque ya sé lo que me vas a preguntar". Preguntado por su separación, Prat es contundente: "Yo vivo de mi trabajo… Si ha salido en todos los medios ya lo habéis visto, yo no tengo más que añadir".

Lea también - Así quedan las propiedades y empresas de Joaquín Prat y Yolanda Bravo tras la separación

Joaquín pretende no desvelar los motivos del divorcio: "Se habla de muchas cosas, pero yo no hablo de nada. Eso lo sabemos quien lo tiene que saber y yo, y ya está", señala el presentadora, que dice ser "un hombre que vive el presente mirando al futuro".

Aunque el periodista no ha querido contar las razones de la separación, lo cierto es que podría ser su apretada agenda laboral la que habría echado al traste su relación. El presentador continúa al frente del club social de El programa de Ana Rosa y también lleva la batuta diaria de Cuatro al Día, programa en directo que ocupa prácticamente toda la franja de tarde. Por este motivo, cada vez pasaba menos tiempo con su pareja y su hijo, lo que podría haber repercutido en el buen ambiente familiar.

Lea también - Joaquín Prat: del revolcón con Yola Berrocal al presagio cumplido de su separación de Yolanda Bravo

"Igual me cuesta el divorcio porque me quedo en la tele desde las once de la mañana hasta las nueve de la noche y apenas veo a la familia", confesó Prat en Lecturas precisamente hace unos meses. También aseguran que no han interferido terceras personas en la separación, aunque la decisión que han tomado sí es definitiva.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.