Actualidad

Carla Vigo, hija de Erika Ortiz, en el Día para la Prevención del Suicidio: "Mi madre no es una cifra"

Este viernes 10 de septiembre fue el Día Mundial para la Prevención del Suicidio y, por este motivo, Carla Vigo recordó en cierto modo a su madre, Erika Ortiz. La sobrina de la reina Letizia colgó este fin de semana un post reivindicativo de suma importancia en sus stories.

Lea tambiénLetizia aconseja a su sobrina Carla Vigo que deje de ser el hazmerreír de los programas de televisión

Compartió un post de la cuenta @esmipsicóloga. En la imagen aparece posando una chica de espaldas durante la manifestación que se celebró este sábado en Madrid para exigir al Gobierno un Plan de Prevención del Suicidio. En la camiseta de la joven anónima aparece grabada la siguiente frase: "Mi madre no es una cifra, era mi madre".

La joven ha recordado de esta forma a su madre, que fue hallada muerta el 7 de febrero de 2007. Desde entonces es Antonio Vigo, su padre, quien se vuelca enteramente en ella y la apoya en todos sus proyectos, como en sus deseos de convertirse en actriz. Por el momento está haciendo sus pinitos en el mundo de la televisión, los videoclips y los influencers. Entre sus amistades se encuentra Amor Romeira

Recientemente dio el salto a Mediaset, donde participó como invitada en el programa de Nagore Robles en Mitele Plus, Sobreviviré. Tal y como contamos en Informalia este fin de semana, la reina no está para nada de acuerdo con el estilo de vida que ha decidido llevar su sobrina. Y mucho menos con los derroteros que últimamente empieza a tomar su día a día. Por eso, tras sus últimos escándalos públicos, sus fiestas, su perreo viral y sus intervenciones televisivas, la consorte ha decidido mover ficha.

Lea también - Carla Vigo, sobrina de doña Letizia, se estrena en Mediaset tras estallar en redes: "Dejad de llamarme discapacitada"

"Para esto ya", nos aseguran que le ha dicho a su sobrina la consorte asturiana. La reina no ve con buenos ojos que la joven esté en boca de todos y, mucho menos, que se esté convirtiendo en diana de las burlas de programas de Telecinco y de las redes sociales.

La muerte de Erika Ortiz 

El miércoles 7 de febrero de 2007, el Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid se hizo cargo de la investigación y desde el principio se barajó la hipótesis del suicidio. Cinco cartas había escrito antes de morir. Una para su madre, otra a su padre, otra al padre de su hija, Antonio Vigo (del que estaba separada), y otras dos a sus hermanas Telma y Letizia.

A las once de la mañana, su pareja de entonces llegó al domicilio y descubrió la tragedia. Erika había estado de baja laboral por depresión y ansiedad seis semanas. Pero nada más incorporarse a Globomedia pidió un permiso "de dos días" en la productora Globomedia, donde trabajaba y tenía previsto incorporarse "a un nuevo proyecto".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin