Actualidad

Filtran las fotos de Bernardo Pantoja en la playa después de que amenazara a los periodistas: "Estoy dispuesto a matar"

La boda de Anabel Pantoja ha puesto a su padre en el disparadero y es que Bernardo, que no acudirá al enlace a pesar de estar invitado, está intentando vender unas fotografías para dejar en evidencia a su hija. Su estrategia ha sido descubierta antes y él, muy enfadado, ha arremetido contra los periodistas: "¡Que te calles te digo! Mira, yo tengo un revolver y hago 'pum pum pum' con todos los que vengan, estoy dispuesto a matar, aunque me metan en la cárcel".

"Me cargo a media Sevilla, que vosotros no me conocéis, a mí me da igual ir a la cárcel", dice Bernardo. El hermano de Isabel Pantoja perdió los nervios este miércoles en un bar de Pozo Izquierdo, donde reside, y uno de los clientes que lo acompañaban lo grabó. Se trata de un audio de 90 minutos que ha emitido Sálvame y en el que el padre de Anabel Pantoja se muestra más enfadado que nunca: "¿Me van a llamar deficiente? Me cago en los muertos de toda la gente de las revistas, la pistolita la voy a estrenar", dice tras confesar que le ofrecen 600 euros por sus fotografías en la playa por las que él pedía 40.000.

Lea también: Bernardo Pantoja, muy preocupado por lo que puedan contar en el docudrama sobre su hija Anabel

Finalmente, las famosas fotografías han visto la luz, para disgusto de Bernardo Pantoja. En ellas aparece con su pareja, la japonesa Junko, su tía Magdalena y el marido de ésta, Enrique, bajo una sombrilla. Hacía cuatro años que el padre de la 'pantojita' no pisaba la arena, pues hace años perdió una pierna y el estado de la otra ha empeorado notablemente en los últimos meses. Su hija, Anabel, que se casa en La Graciosa, afirmó que su padre no podía asistir a su boda por su movilidad reducida y él tenía intención de demostrar con estas imágenes que su estado no era excusa para llevar al altar a su hija. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin