Actualidad

Lolita Flores deja Twitter y estalla tras las críticas por decir que "no" es feminista: "Adiós, hasta nunca"

Lolita Flores se ha convertido en diana de las críticas de los usuarios tras su entrevista en el programa La Sexta Noche, donde aseguró que no era feminista, sino "muy mujer", y defendió que los hombres también son "acosados" y "sufren "malos tratos". Además, reconoció desconocer qué era el #MeToo, un movimiento en el que las mujeres han denunciado la violencia psicológica y sexual de hombres famosos y poderosos en el mundo del cine, la música o el arte.

Las palabras de la cantante han sido muy criticadas por los usuarios de Twitter, que han convertido su nombre en Trending Topic durante varios días. Ante el revuelo creado, Lolita ha decidido abandonar las redes, cansada de los miles de ataques que está recibiendo.

Lea también - Elena Furiase: del día que perdió la virginidad a la boda civil (de la que su madre se enteró por la prensa)

La artista se lo ha comunicado a los internautas a través de un duro tuit de despedida: "Me voy de Twiter para siempre no estoy para aguantar impertinencias, no sois jueces, y lo siento por los demás pero no estoy para que me juzguen ya no ser felices y seguir criticando que debe ser vuestra profesión. Adiós, hasta nunca", ha escrito la madre de Elena Furiase, que sí continuará en Instagram.

Pese a las críticas de los internautas, basadas en algunos cortes del programa realizados por usuarios con dudosas intenciones, lo cierto es que Lolita animó a denunciar a todas las mujeres desde el plató de La Sexta: "Me parece perfecto que la mujer denuncie, pero también los hombres tendrían que denunciar los acosos y los malos tratos. Yo creo que hay muchos hombres también, y que me perdonen las mujeres, por supuesto está clarísimo que a los hombres no los matan como nos matan a las mujeres", declaró.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.