Actualidad

Gerard Piqué confiesa que Pep Guardiola condicionaba su relación con Shakira: "Llegamos a un punto de tensión importante"

Gerard Piqué mantuvo durante años una gran relación con Pep Guardiola, cuando este le entrenaba en el Barça. Sin embargo, la obsesión por el control del técnico catalán terminó por desquiciar al defensa culé, quien sintió que Pep "cambió" con él al comenzar su romance con Shakira.

Así lo ha confesado el propio Piqué este mismo lunes en el programa de humor La Sotana: "Llegamos a un punto de tensión con él importante, y del vestuario en general. El tema Mourinho desgasta mucho. Pep quiere absoluto control de todo lo que pasa. Yo empiezo a salir con Shakira y la relación con él cambia. Ahora la relación es perfecta. Tenía mucha presión y, si hubo un momento, que podía pensar en irme es en la 11-12", ha explicado.

El capitán del Barça también ha hablado del último percance sufrido este fin de semana con un paparazzi cuando practicaba surf en una playa del norte de España: ""Estoy bien de la lesión. Nos fotografiaron y ya. Fui a hacer surf porque estoy bien. Le dijimos al fotógrafo que no las hiciese pero fue su minuto de gloria", ha declarado.

Lea también - Ibai Llanos y Gerard Piqué, una pareja de éxito: fundan su propio equipo de eSports

Como es habitual, Gerard no se ha mordido la lengua y ha hablado de su fama de fiestero: "Si la gente supiese un 5 por ciento de mi primer año en el Barça me dirían de todo", ha dicho Gerard, que ha reconocido que eso ya es algo que forma parte de su pasado: "El primer año que debuté, que salía más que el sol, me decían que con 34 jugaría en el Barça, no daría ni un duro. He sabido gestionar cuando mi cuerpo necesitaba una cosa u otra. También es clave la estabilidad familiar. Yo voy temporada a temporada. Siempre la miro como la última, si luego hay otra perfecto. El día que veo que no le puedo dar el equipo lo que he dado me voy".

Por último, ha lanzado una pulla a su anterior presidente, Josep María Bartomeu, a quien considera uno de los peores presidentes de la historia del Barça. Preguntado por ello, Piqué ha tirado de sinceridad: "No estoy capacitado para decir si es el peor. Que yo he vivido, debe estar ahí. Todos tenemos culpa pero es cierto que el club no ha ido hacia donde deseamos todos los culés. Ahora estoy esperanzado e ilusionado. Los siguiente 5 ó 10 años serán muy buenos para el Barça", ha sentenciado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin