Actualidad

La razón por la que Scarlett Johansson y Margot Robbie llegan a Chinchón

El cineasta texano Wes Anderson rueda en Chinchón su último trabajo con el mayor de los secretos. Sin embargo, el director de la inolvidable y original película El gran hotel Budapest sufrió en los últimos días las consecuencias del temporal de lluvia y viento que padeció todo el centro de España. En concreto, en la noche del 31 de agosto al 1 de setiembre, los estragos causados por las tormentas destrozaron el decorado levantado ya hace dos meses, lo cual ha variado el calendario inicial de rodaje, previsto hasta final de octubre.

A pesar de que los 485 contratados para colaborar en el filme han sido obligados a firmar un estricto documento de confidencialidad, Informalia ha podido conocer detalles de la situación del rodaje de esta película, de la que por cierto no se sabe ni el título.

Wes Anderson, en pleno rodaje

Pero nos colamos en el set, inaccesible para los que pretendan intentar averiguar su contenido, y descubrimos que esconde un paisaje del Oeste en el que no falta una recreación del Gran Cañón del Colorado, al que atraviesa la vía del tren y una estación. El desierto de Wes Anderson, ahora con cactus y vegetación desértica, era antes de la llegada del equipo una plantación de los famosos melones de la zona, trasformada en tierra árida por el director, después de haber pagado la productora al campesino propietario de la parcela una cantidad considerable.

Los decorados de la película, en Chinchón

Y es que Anderson y su película han sido unos nuevos Mister Marshall para Chichón, donde han acaparado hoteles, casas rurales, mesas en los restaurantes, compras en las tiendas, hasta hacer por el momento gastos de unos 4 millones de euros en la localidad.

Anderson vive en el Parador de Chinchón y solo sale para ir al rodaje. Todavía no ha puesto el pie en la bellísima plaza de Chinchón, lugar en el que Orson Welles rodó escenas de Una historia inmortal y de Campanadas a medianoche. Y también donde Nicholas Ray rodó su Rey de Reyes o John Sturges Los siete magníficos, o donde Henry Hathaway situó El fabuloso mundo del circo.

Wes Anderson tiene una caravana en el set, donde se encierra para planificar el trabajo, pide a veces que le dejen solo y quedarse con unos pocos colaboradores. Estos días están trabajando contra reloj para reparar los daños del agua y retomar el ritmo en cuanto lleguen las primeras estrellas. Protagonistas de la talla de Tom Hanks, Scarlett Johansson, que viene con su hija recién nacida, además de Bryan Cranston, Margot Robbie, Bill Murray, Tilda Swinton, Adrien Brody o Liev Schreiber, entre otros artistas de los más conocidos y valorados de Hollywood. Nos confirman que no coincidirán en el plató necesariamente, sus actuaciones serán más bien individuales.

También hemos sabido que un hijo de Tom Hanks trabaja como cámara, empezando desde abajo una carrera con la que quiere seguir los pasos de su padre. Muchos de los trabajadores del rodaje utilizan carritos de golf para moverse por Chinchón y su presencia es muy visible en el pueblo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin