Actualidad

Paulina Rubio y Colate, de nuevo enfrentados en los tribunales: él no lleva abogado y ella le gana la batalla

La tregua entre Paulina Rubio (50) y Nicolás Vallejo Nágera (49) continúa y las vacaciones de verano no han hecho más que complicar las cosas. Tanto es así que ha trascendido que han vuelto a tener problemas en los juzgados. Esta vez por el pasaporte de su hijo, Andrea Nicolás, de diez años.

Lea tambiénColate asegura que se ha gastado "casi medio millón de dólares" tras recibir "más de cincuenta" demandas de Paulina Rubio

Según recogen medios como People en español o Infobae, Colate se negó a ayudar a la cantante para que renovara el pasaporte del pequeño. Por este motivo, la chica dorada tomó medias en los tribunales solicitando una Audiencia de Emergencia en la Corte de Miami, que finalmente se celebró por videollamada.

"Tuvimos una audiencia hace menos de un mes, donde el señor Vallejo-Nágera se negó a darle el pasaporte a la señora Rubio", señaló esta semana el abogado de ella en un canal de YouTube. 

A continuación, desveló cómo se originó el conflicto: "El niño tenía que renovar su pasaporte estadounidense y, mientras tanto, como el señor Nágera dijo que tenía que irse a España un mes, a pasar el verano con su hijo...".

De esta forma, según el letrado, "el niño usó su pasaporte español para poder ir con el señor Vallejo durante el primer mes del verano y luego con la señora Rubio el segundo mes; entonces ¿qué pasa? Que él va y saca el pasaporte español sin ningún problema. La corte le pide que haga una cita para renovar el pasaporte estadounidense y el niño se fue a España".

Lea también - Exclusiva: Colate dice que Paulina Rubio tiene problemas mentales y quiere la custodia de su hijo

Por otro lado, cabe destacar que Colate acudió a la cita judicial sin representación legal, por decisión propia: "Soy Nicolás Vallejo-Nágera, me represento a mí mismo (...) Como les he dicho, estoy en el campo. Estamos en España y ahora mismo son las nueve de la noche, no tengo idea dónde buscar el pasaporte", argumentó.

Tras la sesión, la jueza Verónica Díaz le dio la razón a Paulina: "La corte ordena que hoy mismo el exesposo entregue a su exesposa el pasaporte estadounidense ¿Cómo lo hará? Eso depende de él (...) Así que donde sea que esté el pasaporte, el padre irá a recogerlo o enviará a alguien y se lo entregará a su exesposa". Y reiteró: "Le estoy diciendo que usted tiene que hacer cualquier cosa y lo que sea que usted pueda para entregar ese pasaporte y punto".

Además, la jueza sentenció que "por lo menos, el padre participe por seis meses en un curso de paternidad". Nueve años después de su separación, Colate y Paulina siguen sin enterrar el hacha de guerra y protagonizando un conflicto tras otro en los tribunales. No es la primera vez que se enfrentan por un motivo relacionado con el pasaporte del niño.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin