Actualidad

Lady Di, 24 años sin la princesa de la eterna sonrisa disfrazada: un recorrido por su vida y su trágica muerte

Agradable, cercana y natural. Así la describían los millones de ingleses que la admiraban. El 31 de agosto de 1997, millones de admiradores de la 'princesa del pueblo' llenaron de flores, recuerdos y poemas uno de los monumentos cercanos al Túnel del Alma de París, lugar donde falleció la madre de Guillermo y Harry de Inglaterra. Se cumplen 24 años sin Lady Di, la princesa Diana de Gales, pero nadie se olvida de ella.

Los ciudadanos ingleses siguen teniendo muy presente a su Diana, princesa de Inglaterra, una mujer que se marchó dejando el recuerdo de su entrega, su empatía y su cariño. Lo cierto es que de ella se habló mucho, de sus luces y sus sombras, que también las tenía.

Lea tambiénLos príncipes Guillermo y Harry, cara a cara en la inauguración de la estatua de su madre, Lady Di

Su primera foto, apareció el día 24 de febrero de 1981 en el Palacio de Buckingham. Con ella se informaba a nivel mundial del compromiso entre el príncipe Carlos y una joven llamada Diana Spencer. Cinco meses después se dieron el 'sí quiero' en una boda de cuento de hadas, con un vestido de seda color marfil de veinticinco pies de cola y diez mil perlas cosidas a mano. Un diseño de David y Elisabeth Emmanuel que dejó boquiabierto al mundo entero.

El 29 de julio de 1981, Diana Spencer contraía matrimonio en la Catedral de San Pablo de Londres con el príncipe Carlos de Gales, heredero al trono británico. Fue una boda multitudinaria en la que asistieron todas las Casas Reales, menos la española.

Diana era única y poseía una belleza espectacular. Los modistas Bruce Oldfield, Zandra Roberts, Catherine Walker y Victor Edelstein se rendían a sus pies. Diana era, además, una trabajadora incansable. Centrada, sobre todo, en labores humanitarias y, por supuesto, en la educación de sus dos hijos, "su gran apoyo" y a quienes adoraba.

Lea también - La brutal carta de Lady Di dos años antes de su muerte: "Mi marido planea un accidente en mi coche"

Su belleza, naturalidad y sensibilidad conquistaron a un pueblo en sus múltiples asistencias a distintos eventos. Diana siempre se coronaba como una de las mujeres más atractivas a nivel mundial y era la estrella de cada alfombra que pisaba. Harper's Bazaar, Vogue o People Weekly cubrieron gran parte de sus portadas con 'la princesa del pueblo inglés'.

En todo momento, Lady Di intentó que sus hijos fueran educados como dos niños normales y que no notaran que su relación con el príncipe Carlos no iba por buen camino. Para eso hacían múltiples actividades. No era extraño verles en restaurantes de comida rápida, visitando parques de atracciones o verles viajando a países para encontrarse con otras familias reales como con la española. Diana se llevaba muy bien con el rey Juan Carlos I, con quien compartió vacaciones en Palma de Mallorca junto a la reina Sofía y Constantino de Grecia.

Tras divorciarse de Carlos de Inglaterra en 1996, se dedicó a multitud de causas solidarias: luchó contra el sida, contra las minas antipersona y aportó donaciones económicas para la asistencia humanitaria de los más pobres.

Lea también - Las últimas palabras de Lady Di antes de morir salen a la luz: "Dios mío, ¿qué ha pasado?"

En 1995, dos años antes de morir, Lady Di abrió su corazón a los ingleses. Reconoció haber sufrido bulimia y relató el infierno que le suponía vivir perseguida por los paparazzi. Además, habló de la falta de apoyo de la Familia Real, especialmente de la reina Isabel II, cuando era por todos conocido que su matrimonio "era cosa de tres", ya que la relación entre Carlos y Camilla Parker Bowles, la que hoy es esposa del príncipe, comenzó incluso antes de su matrimonio con Diana.

'La reina de corazones', como la conocían los británicos, disfrutó en Saint Tropez de las últimas vacaciones de su vida. Allí compartió travesías y amor con Dodi Al-Fayed, el hombre que había conseguido devolverle la sonrisa y que también falleció en aquel fatídico accidente.

Diana de Gales falleció el 31 de Agosto de 1997 en el Puente del Alma, en París, a causa de un trágico accidente de tráfico. La pareja tenía previsto anunciar su boda tan solo dos días después de su inesperado fallecimiento. En los últimos meses, han salido a la luz nuevos detalles del accidente, como las últimas palabras de la princesa antes de perder la vida: "Dios mío, ¿qué ha pasado?"

Una de las personas a las que más admiró Diana de Gales durante toda su vida era a la Madre Teresa de Calcuta. Casualidad o no, la religiosa, a quien Diana estaba muy unida, falleció tan solo ocho días después que ella.

Tras su muerte, todavía se ha hablado mucho de Diana de Gales, en especial en momentos destacados como las bodas de sus dos hijos. A día de hoy, los dos permanecen distanciados. Especialmente a raíz de la salida del príncipe Harry y Meghan Markle y su entrevista con Oprah Winfrey, entre otros acontecimientos pasados que mermaron la relación a lo largo de los años. No obstante, fueron capaces de aparcar sus rencillas por unos momentos el pasado 1 de julio, cuando homenajearon a su madre al inaugurar una estatua en su honor en el Palacio de Kensington.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin