Actualidad

La brutal paliza al Pequeño Nicolás en Marbella por la que acabó en el hospital: "Me cogió como una oveja"

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el 'Pequeño Nicolás', aún se recupera de las contusiones y lesiones que le provocaron el jueves pasado, a la salida de un conocido festival que se celebra en Marbella, cuando fue reducido por personal de seguridad. Fuentes cercanas al joven, envuelto en un sinfín de líos judiciales, señalan a Europa Press que este martes denunciará los hechos ante la Policía. No es la primera vez que recibe una paliza en plena calle.

Todo ocurrió cuando en la madrugada del jueves al viernes, y tras finalizar un concierto, Francisco Nicolás fue conminado a subir a uno de los autobuses lanzadera que transporta a los asistentes desde el recinto. Ya en la escalera del transporte, dado que aguardaba a un amigo y no llevaba la mascarilla puesta, se negó a subir, momento en el que fue reducido, según ha adelantado El Confidencial y ha podido confirmar Europa Press.

Las fuentes consultadas hablan de que recibió puñetazos y que luego fue llevado al suelo para ser reducido, y apuntan que ahora, cinco días después, el ojo derecho aún lo tiene dolorido y tiene afectado uno de los brazos por lo que le cuesta descansar por las noches.

Lea tambiénEl Pequeño Nicolás, condenado a tres años de cárcel por hacerse pasar por emisario de la Casa Real

La misma madrugada del incidente, Francisco Nicolás se acercó al Hospital Costa del Sol. En el informe el personal anotó que el varón de 27 años explicó que había sufrido una agresión por parte del personal del festival: "Le han golpeado dándole puñetazos y le han tirado al suelo retorciéndole el brazo derecho. No pérdida de conocimiento", indicaron en el apartado de 'historia actual'.

En El Confidencial, el ex concursante de Gran Hermano VIP explicó que se trató de un incidente "muy desagradable" y "surrealista". Según él, uno de los seguratas le "cogió como una oveja" y le metió "dentro de un autobús". 

El ojo y el codo derecho

De esa exploración, los médicos de urgencias del hospital señalaron que presentaba un hematoma en el ojo derecho con "hemorragia subconjuntival", y que tenía "dolor y tumefacción en el codo derecho". Para asegurarse de que al paciente le podían dar el alta, le realizaron una radiografía (TAC) cráneo facial, tras lo cual anotaron que no había alteraciones morfológicas, ni áreas de atrofia, ni lesiones expansivas.

Lea tambiénEl Pequeño Nicolás, condenado a un año y nueve meses de cárcel por falsificar su DNI para que le hicieran la Selectividad

La radiografía del codo derecho, el que usaron para reducirle, arrojó que tampoco tenía lesiones óseas agudas, a pesar de lo cual se decidió mantener al paciente en observación hasta que a las 05.52 horas le dieron el alta clínica recetando paracetamol para los dolores.

Como 'juicio clínico principal' reflejaron en el informe que se trataba de un policontusionado, y como juicio secundario "traumatismo craneal, conmoción sin pérdida de conciencia o amnesia, traumatismo facial, contusión en codo y hemorragia (...) en el ojo derecho".

Ese mismo día, en el Hospital Costa del Sol, y con membrete de la Junta de Andalucía, se rellenó el formulario del parte lesiones protocolario que en su caso se deberá remitir al juzgado con la descripción de la asistencia sanitaria.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin