Actualidad

Muere Beatriz Arrastia, madre de Isabel Preysler, a los 98 años: todos estaban avisados

Beatriz Arrastia, madre de Isabel Preysler, ha muerto en la mañana de este domingo a los 98 años. En los últimos días su salud era delicada y ha sido a primera hora de la tarde cuando se ha conocido públicamente la triste noticia.

Isabel Preysler está destrozada por la pérdida de la  matriarca de la familia Preysler, uña y carne con su hija Isabel. Vivían juntas y su muerte llena de tristeza a la novia de Mario Vargas Llosa.

Beatriz Arrastia ha fallecido en Madrid, donde vivía desde hace décadas en la casa de su mediática hija. Era una mujer adorada por su familia, sobre todo por sus nietos. Los cinco hijos de Isabel, los tres con Julio Iglesias, Tamara, la hija del marqués de Griñón, y Ana, hija de Miguel Boyer, la querían tanto que a pesar de la edad de su abuela, casi cien años, están devastados.

Dicen que era humilde, generosa, cariñosa, la mejor consejera de Isabel, madre, amiga y confidente. Hoy es uno de los peores días de la vida de la filipina. Su único consuelo es que pudo estar junto a su progenitora en el momento de este adiós tan triste. Beatriz se fue de este mundo rodeada por sus seres queridos, una prueba de la inquebrantable unión familiar. La dolorosa noticia ha pillado a su nieta, Tamara Falco, en un retiro espiritual, y otra de sus nietas, Ana Boyer, se encontraba en Nueva York con su marido, Fernando Verdasco.

El mal estado de salud de Arriastia impidió que su hija Isabel disfrutara de sus tradicionales vacaciones veraniegas en su totalidad. Apenas un par de días en Marbella, porque cuando le comunicaron el empeoramiento materno viajo urgentemente a Madrid. También Tamara fue avisada inmediatamente al ver que la situación era irreversible.

Beatriz fue una persona con fuertes creencias religiosas, de ella heredó Tamara los genes más cristianos. No extraña que en esta tarde dominical llegaran dos sacerdotes al chalet de la Preysler en la lujosa urbanización madrileña de Puerta de Hierro, para concelebrar una Misa en el domicilio.

Eran las cinco y media de la tarde cuando aparecía en la puerta del inmueble un coche fúnebre para hacerse cargo de los restos mortales de la fallecida. Una fuente te cercana a Isabel, cuenta a Informalia que "desgraciadamente, está muerte no ha pillado por sorpresa a su familia, por lo que todos están tranquilos dentro del dramatismo del momento", nos dicen.

Aun así, uno de los paparazzi que hacen guardia esta tarde en la puerta del chalet nos aseguran que han escuchado "un grito desgarrador que venía del interior del chalet, ero no sabemos de quién es", nos dicen.  

Mujer sumamente discreta, huía de todo protagonismo público, pero hace dos años la vimos en el programa televisivo Volverte a ver, a donde acudió engañada por dos de sus nietos, Tamara y Julio José. La llevaron al plató con mentirijillas, y se prestó a ser entrevistada por Carlos Sobera.

Betty, o Beba, como la llamaban los íntimos, nació en Manila en el seno de una familia trabajadora. Estuvo casada con el empresario de origen español Carlos Preysler hasta su fallecimiento en 1992. Y fue entonces cuando decidió abandonar Manila para instalarse con su hija Isabel en Madrid.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin