Actualidad

La buena relación de Avilés con el padrino Raúl Prieto le mantiene en 'Viva la Vida'

A Raúl Prieto, director de Viva la Vida, le llaman irónicamente 'El Padrino', porque es el benefactor de Las Campos. De momento, ya tiene colocadas en su programa a Terelu, su hija Alejandra y su hermana Carmen. Ya solo le falta llevar a la matriarca María Teresa para poner la guinda al cortijo televisivo.

Pero entre sus contertulios preferidos aparece el nombre de un aprendiz de periodista con apellido asturiano y cordobés de nacimiento, José Antonio Avilés, al que apadrina por encima de dimes, diretes, presuntas estafas, desaciertos, exclusivas desmentidas y, sobre todo, enfrentamientos con algunos de los compañeros más veteranos del plató. El veinteañero no se lleva bien con Toñi Moreno, Luis Rollán, Kiko Matamoros, Enrique Del Pozo, Marisa Martín Vázquez… Ni tampoco le tragaba el desaparecido Diego Arrabal. Significativo a todas luces.

Lea también: La prepotencia absurda de José Antonio Avilés le enfrenta a Enrique del Pozo y Kiko Matamoros

Uno de ellos, que prefiere mantenerse en el anonimato, corrobora lo que decimos: "Ese chaval es insoportable, le gusta ser tan protagonista que suele meter la pata con mucha frecuencia. Pero ni por esas… Ahí sigue, yendo dos días cada fin de semana, cuando el resto de tertulianos, generalmente, solamente va uno. Nadie lo entiende… A lo mejor hay que ser tan conflictivo y polémico como él para que te contraten más fechas. Pero flaco favor le hace, quien sea, al programa protegiendo a un personaje tan desagradable".

Prieto, a pesar de los pesares, le ha cogido cariño y sigue apostando por tenerle a sus órdenes, aunque para los pesos pesados del espacio televisivo sea un tipo insoportable. Sus ademanes chulescos, sus desplantes, sus salidas de tono… todo vale cuando se cuenta con la protección del padrino Raúl.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin