Actualidad

El "golfo" de Jorge Javier habla del ictus, de Mila Ximénez y admite que no dejó 'Sálvame' por Hacienda

Jorge Javier Vázquez le ha concedido una distendida entrevista a su amiga Terelu Campos. Le ha contado que estuvo a punto de dejar Sálvame y que finalmente no lo hizo por sus problemas con Hacienda. También ha hablado sobre el antes y el después que supuso el ictus en su vida y de lo mucho que echa de menos a Mila Ximénez, a la que tiene retratada en su casa para nunca olvidar su característica sonrisa.

Lea tambiénRocío Carrasco y Fidel Albiac emocionan a Jorge Javier Vázquez con una especial sorpresa por su cumpleaños

En primer lugar, tal y como ha confesado a su colega en la revista Lecturas, hubo un momento en el que Sálvame le sobrepasó por completo: "¡Lo he detestado con toda mi alma!", remarca. 

Si no lo dejó fue por los problemas que tuvo con Hacienda a raíz de una sociedad instrumental que creo siguiendo el consejo de un gestor: "Me sirvió de mucho tener un conflicto con Hacienda. ¡Ahí se me quitaron muchas tonterías! Dije: 'Todo lo que has conseguido se puede ir al traste si no emprendes lucha'. Cuando ya creía que lo tenía todo perdido con el programa, empecé a reconciliarme con él".

Al mismo tiempo, considera que con él no lo hicieron del todo bien: "En una inspección que tuve, el inspector se volvió loco y empezó a decir: 'Esto está mal y esto también'. Todo tienes que pagarlo y, aparte, te ponen la sanción. ¡Qué perverso es! Ganas recursos, te devuelven, pero en la Administración nadie te resarce de eso. Si la gente que nos investiga hace las cosas mal, debería tener penalizaciones". 

A raíz de los quebraderos de cabeza que tuvo con Hacienda, en 2019 les comentó a los responsables de La Fábrica de la Tele que quería dejar el programa, sin embargo, todo cambió: "A las dos semanas me dio el ictus. ¿Hay relación? No lo sé. Ha sido una preocupación que me ha martirizado por completo, no sabes a lo que te enfrentas ni cómo gestionarlo". 

De esta forma, trata de no ver el ictus como algo negativo en su vida: "El ictus ha sido una cosa buenísima en mi vida. Tuve la fortuna de que no me quedó ninguna secuela. ¡Claro! Me desmayé en una discoteca. ¡Qué mejor sitio!".

Lea también - El abrazo de Jorge Javier a Alba Santana al despedirse: "Tomé conciencia de que no iba a volver a ver a Mila"

Su vida cambió por completo a raíz de este bache: "Me he dado cuenta de que esto tiene una fecha de caducidad, me ha enseñado a valorar mucho todo lo que tengo. Pero no significa que ahora mi vida sea una fiesta y salga continuamente. Ahora, si puedo acostarme a las nueve y media de la noche, me acuesto". 

No obstante, una parte de él no ha cambiado: "Soy golfo, pero no encuentro dónde desarrollar mi golfería. Este verano tengo muchas ganas de desparramar. Estoy viviendo una cuarta edad del pavo y ya. Pero pienso en una cámara de vídeo, una foto, y me baja mucho la moral", añade. 

Cambiando de tercio, como no podía ser de otro modo, Terelu y él han compartido confidencias sobre su gran amiga Mila: "Ahora tengo un cuadro que me hizo el artista Juan Guerrero, lo tengo justo antes de entrar en la habitación. Cuando me levanto y la veo sonreír, ¡es que me inunda de luz! Me siento muy acompañado y muy protegido. Yo, que soy una persona tendente a meterme en 'fregaos', sé que me ha echado un capote".

Tanto echa de menos a la ex de Manolo Santana, que incluso tras el varapalo de su enfermedad y su perdida cayó a lo más hondo: "Con lo de Mila he estado cerca de dejarlo todo", sentencia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin