Actualidad

Paz Padilla se olvida de qué programa le da de comer y arremete contra los paparazzi

Parece inconcebible que la presentadora de un programa como Sálvame  pueda despotricar contra los paparazzi o la prensa rosa y decir que las revistas hacen su agosto en en verano publicando fotografías en bañador de famosas. Pero Paz Padilla  lo hizo este lunes, mostrándose muy nerviosa, casi fuera de sí. 

La guinda que hizo explotar a la gaditana fue que se publicara una foto de la lápida de su marido. Llegó a dirigirse así, mirando a cámara, al responsable del reportaje: "Tú también vas a morir, te van a enterrar e incinerar", dijo. "No se lo voy a perdonar nunca, no voy a decir tu nombre para no darte oportunidad. Sé que llegará tu tiempo. Karma, cariño, karma. Tienes que tener amor, tienes que estar muy solo, no tendrás a nadie que te quiera", añadió para luego espetarle al paparazzi que "su madre también morirá, o se ha muerto, no sé". Tachó la publicación de esas imágenes como "ruin, inhumana y dolorosa". "No te conozco en persona ni te quiero conocer. Pero sigue ganando dinero y poder", dijo ante el silencio de sus compañeros de plató.

La cómica arremetía así contra los fotógrafos que la retratan y contra las revistas del corazón por sacarla ante la tumba de su marido y por apuntar sus objetivos hacia mujeres en las playas "para criticar sus cuerpos". Sí, como lo leen: la que se queja es una de las presentadoras del programa que retrata famosos donde sea y vestidos como sea, mujeres y hombres, para criticarlos y exprimir sus defectos o secretos más íntimos.

Está molesta porque las cámaras de los paparazzi la inmortalizaron en la tumba de su marido pero olvida como mínimo dos cosas: que ella ha expuesto la tragedia de quedarse viuda en televisión y que trabaja en un programa al lado del cual las llamadas revistas del corazón son casi un templo de moderación. Y sobre todo, olvida de dónde saca el dinero para comprarse buenos bolsos.

Lea también: Paz Padilla, sobre Ana Obregón tras sus desgarradores testimonios acerca de su hijo: "Se está enterrando"

Todo el mundo sabe que Telecinco ha llevado más de una vez sus cámaras a los cementerios para transmitir a su audiencia el dolor de quienes lloraban a sus seres queridos. Por no hablar de las veces que ha utilizado a los muertos para armar sus programas. Y nunca pareció importarle a Paz Padilla.

Entre la infinidad de temas delicados tratados por el programa que presenta Paz Padilla podemos poner cientos de ejemplos de asuntos relacionados con personas vivas, pero también fallecidas, que también tienen familiares, como Encarna Sánchez o Félix Rodríguez de la Fuente. Una cadena, la de la humorista gaditana, que lo mismo habla del sexo entre la octogenaria duquesa de Alba y el que fuera su último marido (lo cual fue objeto de condena en los tribunales), que le busca padre a Gonzalo Miró (también hubo condena), por poner solo unos pocos ejemplos de los temas que cualquier espectador de Telecinco conoce.

Lea también - Paz Padilla rompe a llorar en directo al recordar a su marido fallecido: "Espérame para volver a encontrarnos, te quiero Antonio"

Sálvame, que acaba de ser multado con una cifra millonaria por emitir contenidos inapropiados en horario infantil, no es el mejor lugar para tirar la piedra contra el cotilleo. A no ser que Paz Padilla crea que a ella hay que tratarla con un rasero distinto a como tratan en su magacín vespertino u otros espacios de Mediaset a decenas de cientos de personajes, vivos o muertos.

"Hay que ser ruin", dijo Padilla en pleno directo. No podía ocultar su enfado además porque las publicaciones del corazón difundan cada verano imágenes de "cuerpos de mujeres" para criticarlos, lo cual para ella es "machista". Por inaudito que parezca, viniendo de una persona que lleva años trabajando en un espacio como Sálvame, el discurso de la andaluza, tras haber sido fotografiada llorando en la tumba de su marido, fue durísimo contra los medios que hacen, con mucha más moderación, lo mismo que su programa o que su cadena casi a todas horas y de lunes a domingo.


"A mi me han hecho el daño mas grande del mundo", repetía Padilla aludiendo a las fotografías que le hicieron. "Hay que ser ruin porque tú también te vas a morir", llegó a decir, dirigiéndose al fotógrafo que tomó las instantáneas. "No tuviste respeto y no te lo voy a perdonar nunca", añadió. Padilla aseguró además en un tono que parecía amenazante que conoce el nombre de este paparazzi pero no quiso nombrarlo "para no darle la oportunidad de responder". "Fue ruin, inhumano, doloroso", señaló: "El que estaba detrás era el hombre que yo he amado en mi vida". Por si esto fuera poco, dijo que no le guarda rencor pero espera que el karma se lo devuelva. "Lo único que vale en esta vida es el amor", añadió: "Y tú no tienes eso porque si no, no lo hubieras hecho. Me tiré tres días llorando", dijo encendida.

El hijo de Lequio

Paz Padilla olvida que su cadena llevó las cámaras al cementerio para fotografiar a Ana Obregón o a Alessandro Lequio (compañero de cadena) ante la tumba de su hijo. Es solo un ejemplo...

Que sepamos, Padilla siguió trabajando en una cadena "ruin", capaz de retratar este tipo de escena. En las imágenes comentadas y emitidas en la cadena de Paz Padilla, Lequio se mostraba cabizbajo y después de dejar unas flores sobre la lápida de su hijo, estuvo algunos minutos en el cementerio para después besar el lugar, todo recogido por las cámaras de Telecinco. Ana Obregón llegó a advertir de que denunciaría a quienes tomaran ese tipo de fotos o la grabaran allí. Pero Padilla no dejó la cadena por coherencia con sus principios...

Félix Rodríguez de la Fuente

Hace años, por entresacar otro de los muchos ejemplos que podrían ponerse, Telecinco fue multado por el "daño moral" que le hicieron a Félix Rodríguez de la Fuente, el divulgador televisivo fallecido hace más de 40 años. La cadena en la que trabaja Paz Padilla emitió hace años una serie de reportajes que cuestionaban el trabajo y rigor profesional de los documentales realizados por el naturalista más famoso de España. Su familia denunció a Telecinco por intromisión ilegítima en el derecho al honor del naturalista y por los daños morales. El juez consideró que los reportajes "atentaban contra el honor y la profesionalidad" del naturalista "desvirtuando y poniendo en entredicho el valor de todo su trabajo, así como sus valores éticos y personales". La mujer y las tres hijas del presentador de El hombre y la Tierra no tuvieron oportunidad, como ha hecho Paz Padilla, de salir maldiciendo al medio que hizo algo mucho más terrible que fotografiar a la gaditana en el cementerio. 

Encarna Sánchez

Otro personaje, ya fallecido, contra el que Telecinco ha golpeado durante más de una década es Encarna Sánchez. La locutora radiofónica fallecida en 1996 a los 60 años por un cáncer ha sido objeto de debate, se ha hablado de su vida sexual, de sus manías, sin dejar descansar tranquila la memoria de la almeriense. Pero nunca escuchamos a Paz Padilla enfadada por resucitar a los muertos de esa manera y hacer caja con ellos. La vida y milagros de Encarna empezó a llenar la programación de Telecinco hace décadas: desde el momento en que la ahora fallecida Mila Ximénez aseguró haberse acostado con ella hasta sus controvertidas relaciones con Isabel Pantoja, la cadena ha mostrado a Encarna como una persona obsesionada con la madre de Kiko Rivera. Tal vez Paz Padilla no vea la cadena o el programa donde trabaja.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin