Actualidad

Algunos hijos del marqués de Griñón dicen que no se sorprenden por la rápida resurrección sentimental de Esther Doña

No es solo uno, o una. Ni sorprendidos ni asombrados. Varios hijos y los amigos más íntimos del fallecido Carlos Falcó comentan que estaban convencidos de que la viuda del marqués iba a rehacer su vida sentimental a medio plazo. Y así ha sido, por suerte para Esther Doña, que a sus 42 años vive un apasionado romance con el juez Pedraz, tal y como avanzó Informalia en primicia. 

El aristócrata falleció el 20 de marzo del 2020, víctima del coronavirus, y apenas un año y cinco meses después, la viuda ha sido capaz de sobreponerse a la pérdida. Las imágenes cariñosas con el magistrado Santiago Pedraz, de sesenta y tres años, demuestran que le gustan los hombres mayores, aunque hay que decir que el jurista representa muchos menos.

Lea también: Esther Doña dice que quiere quedarse para siempre con el juez Pedraz en el barco del amor

En el tiempo transcurrido desde el triste adiós de Falcó, ya se le han conocido a Esther dos relaciones, la primera, nunca reconocida por Esther, salió a la luz hace unos meses. Se le vinculó a Juan Garcés, empresario madrileño, separado y con dos hijos. Pero ella aclaró que, entre ambos, solamente existía una amistad.

Aun así, dejó claro que estaba abierta al amor. Pero la relación entre Esther Doña y los hijos de Falcó no es lo que se podría calificar, precisamente, de armoniosa, ni lo es ni lo fue en vida del marqués.

El 27 de octubre próximo la viuda publicará unas memorias maritales sobre su vida junto al que fue su esposo. Quizá incluya en ellas una frase que dijo el pasado mes de abril: "Por supuesto que me gustaría encontrar de nuevo el amor". El propio marques de Griñón se lo decía. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin