Actualidad

Sara Carbonero y Kiki Morente, ante su gran reto como pareja: ¿primera aparición pública?

Jueves 26 de agosto. Esa es la fecha que podría marcar un antes y un después en la relación entre Sara Carbonero y Kiki Morente. Ese día, el cantaor se subirá al escenario de la localidad gaditana de Chipiona para actuar junto a su hermana, Estrella Morente.

Podría ser el momento ideal para que Sara se acercara hasta allí a disfrutar de la música de su chico en directo. Hay que recordar que la presentadora se encuentra de vacaciones en Cádiz junto a su amiga, Raquel Perera, exmujer de Alejandro Sanz. La cercanía entre ambos lugares podría provocar el encuentro de los enamorados.

No obstante, la periodista no quiere ser el foco de atención de los medios y trata de mantener su intimidad al margen de la esfera pública. Carbonero pretende que su romance con Kiki no afecte a su familia y prefiere llevar un perfil bajo. Por ello, podría decidir no acudir ese día a ver a su novio en el escenario.

Lea también - El nuevo tatuaje de Sara Carbonero que explica el fin de su matrimonio con Iker Casillas

Sea como fuere, lo cierto es que Sara y Kiki sigue "ilusionados" con su romance. Los paparazzi, conscientes de ello, tratan de captar una imagen de los tortolitos juntos en Cádiz. Debido a este afán por pillarla con su nuevo novio, la exmujer de Iker Casillas ha vivido un desafortunado incidente con los fotógrafos.

Según contamos hace unos días en Informalia, algún paparazzi la ha fotografiado dentro de la casa subiéndose a un muro, algo que no le ha hecho ninguna gracia. "A ella no le importa que le tomen imágenes en la calle cuando sale a pasear o va a la playa, pero ha dicho que no va a permitir que la fotografíen dentro de un recinto privado, donde ella se siente segura y protegida de miradas indiscretas", nos asegura una persona cercana a la presentadora.

Al margen del cabreo, lo cierto es que Sara se lo está pasando muy bien. Junto a un grupo de amigos, entre los que se encuentra la representante de Rosario Flores, Mariola Orellana, han visto los atardeceres gaditanos subidas a un tejado o han disfrutado de una tarde de música en directo. Está claro que como la propia Sara ha dicho: le "queda mucho por sentir".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin