Actualidad

Entre el Cielo y el suelo: la casa de Ibiza en la que dicen que Díaz Ayuso podría estar veraneando

Nacho Cano es sin duda alguna un buen admirador de Isabel Díaz Ayusosu cercanía se vio cuando el ex componente de Mecano recibió la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo de manos de la presidenta de la Comunidad de Madrid y él se la devolvió diciendo que ella la merecía más.

El genial ex componente de Mecano corresponde esa amistad por la presidenta de la Comunidad de Madrid ejerciendo como anfitrión en las  vacaciones ibicencas que este mes de agosto se ha cogido para desconectar la dirigente del Partido Popular. El músico recogió a su amiga en el aeropuerto de Ibiza cuando arribó a la isla y cenó con ella el miércoles en un restaurante mexicano que ambos abandonaron pasada la medianoche pero la presidenta de la Comunidad de Madrid no ha confirmado ni tampoco desmentido que esté disfrutando de la hospitalidad de Nacho Cano, que posee varias propiedades en la isla. Ayuso estuvo en Ibiza hace meses, cuando fue fotografiada en actitud cariñosa con el sanitario Alberto González.

El músico que hace más de 40 años ideó la letra de Hoy no me puedo levantar tras despertarse un día con resaca, reside en Miami (se fue a vivir allí hace diez años). En Florida ha cambiado la música por el bikram yoga, disciplina de la que ejerce como maestro. Allí abrió Cano hace hace años un centro al que acuden hasta jugadores de la NBA de los Miami Dolphons.

Lea también - Isabel Díaz Ayuso, tras la pillada en Ibiza con su nuevo novio: "No estoy muy contenta, la verdad"

Pero Cano pasa tiempo en Ibiza y Madrid. En la isla pitiusa posee dos fabulosas mansiones. Una de ellas se yergue sobre uno de los acantilados de la zona de San Miguel desde donde el experto en yoga Brickell practica el saludo al Sol. La parcela, de 2.500 metros, cuenta con una zona de arena de playa que rodea la piscina, presidida por la estatua del Buda que tiene en su jardín, una de las muchas esculturas que decoran el exterior de la mansión de 700 metros cuadrados distribuidos en 6 habitaciones, más dos de servicio, amplios salones y zonas abiertas en las que Cano practica yoga con expertos como Keila Velon o Rafael Veiga. La propietaria de la vivienda es su empresa, Yogi Songs, según los datos registrales.

Nacho, que presentó su casa el la revista Hola hace tiempo, mostraba el cine de verano exterior que tiene en la zona de la piscina, con una pantalla exterior desplegable que convierte el jardín de Nacho Cano en un paraíso para cinéfilos como el ex novio de Penélope Cruz.

La casa está rodeada por varios porches con vistas al mar y a la piscina y tiene sala de música, dos sótanos equipados con dos dormitorios, lavandería y almacén. La otra propiedad de Cano en Ibiza, la más grande, cuenta con 8.000 metros cuadrados de parcela y 500 metros cuadrados construidos, divididos en tres edificaciones: la vivienda principal y otras dos destinadas a invitados, además de piscina con vistas al mar.

Cano es madrileño de nacimiento, pero ha contado muchas veces que es ibicenco de corazón. Fue en el año 1982, en los años de La Movida en los que triunfaba con Mecano, cuando quedó abducido por la isla. "Vine, miré el acantilado me dije: 'Yo quiero morir aquí'. Eso fue hace ya casi veinte años", declaraba a Hola en el citado reportaje, publicado hace cuatro años. 

El músico, que tiene ahora 58 años, no ha tenido muchos amores, que se sepa. Su relación más conocida fue por supuesto con Penélope Cruz (47). Estuvieron juntos durante más de 6 años. La actual mujer de Javier Bardem grabó siendo una adolescente de 14 años el vídeoclip de La fuerza del destino, escrita por Nacho Cano hacia 1989. Fue el comienzo de la trayectoria artística de la actriz que con los años se convertiría en la intérprete española más internacional. "Yo a Nacho Cano le sigo teniendo en un pedestal, y así será siempre. Es alguien que me ha dado mucho", decía Penélope Cruz hace años. La de Alcobendas confesaría tiempo después que engañó a Cano haciéndole creer que tenía 16 años "porque buscaban una chica mayor que yo para el videoclip". Fue cuando ella llegó a esa edad cuando se enamoraron. "Siempre he creído en ella cuando prácticamente era sólo yo el que creía en ella", decía de su ex el músico años después. La suya fue una historia de amor de película. Viajaron por todo el mundo juntos y vivieron un amor apasionado pero llegó un momento en el que los dos buscaban emociones distintas y en 1995 se despidieron como amigos.

El otro gran amor de Nacho Cano, el que tiene la culpa de la canción titulada El 7 de septiembre se llama Coloma Fernández Armero. De la asturiana, nacida en Gijón en 1962, el músico dijo que nunca la iba a olvidar. "Entre Nacho y yo había una relación muy intensa, muy fuerte. Yo misma me decía: 'no me voy a olvidar nunca de esto' y la verdad es que aún lo sigo recordando", declaraba ella misma a El Mundo hace años.  La conoció un 7 de septiembre, título de uno de los mayores éxitos de Mecano .Coloma tenía 19 años cuando conoció a Nacho Cano, por aquel entonces de 18, en plena movida madrileña. Su relación se prolongó a lo largo de 8 años.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin