Actualidad

Jessica Bueno muestra la realidad del postparto cuatro semanas después de dar a luz: "Todavía tengo una bola"

Hace ya un mes que nació Alejandro, el tercer hijo de Jessica Bueno, segundo con su marido, Jota Peleteiro. La modelo, que engordó entre 18 y 20 kilos durante el embarazo, ha mostrado este miércoles cómo se está recuperando de la gestación y también del parto, que fue una cesárea: "La tripa aún no ha desaparecido, pero debo ser paciente porque sé que poco a poco irá desapareciendo".

La ex de Kiko Rivera, que se mantiene muy activa por el trabajo que le supone criar a tres niños, ha explicado: "Yo aún tengo esta pequeña 'bola' en la parte baja. La sensación es como si estuviera llena de gases. La siento dura e hinchada. Me han dicho que es normal cuando es cesárea y que tarda en desaparecer un poco más".

Lea también: Jessica Bueno llega a Sevilla para dar a luz a su tercer hijo en plena guerra contra Kiko Rivera

Además, la modelo, de 30 años, explica que ha tenido la suerte de librarse de las temibles estrías: "A pesar de mi enorme tripa, con ninguno de mis embarazos me han salido estrías en esa zona y eso ayuda a que la piel quede más tirante después. La constitución de cada uno hace que tarde más o menos en volver a su estado natural".

Jessica comenzó el verano con polémica por la comunión de su hijo Fran, fruto de su relación con Kiko Rivera, pero una vez aclarado todo, viajó a Sevilla para dar la bienvenida a su tercer hijo, Alejandro. Rodeada de su familia y amigos, y acompañada de su marido, el futbolista Jota Peleteiro, está disfrutando de las primeras semanas de su pequeño.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin