Actualidad

El dolor de Messi al enterarse de que le echaban del Barça: "Antonela y yo lloramos. Sabíamos el golpe, sobre todo para Thiago"

Leo Messi no se quería ir de su casa, el Barça, pero el club culé dirigido por Joan Laporta no pudo o no quiso renovarle. Pese a llevar semanas prometiendo un acuerdo, el mandatario azulgrana se desmarcó de su palabra y no cumplió con su estrella. Por ello, el malestar de la familia Messi es considerable.

Así lo dejó patente su padre, Jorge Messi, al decir "averigüen en el club" al ser preguntado por los motivos de su adiós. También lo ha mostrado su mujer, Antonela Roccuzzo, que ha dejado de seguir en las redes al equipo en el que fueron tan felices.

Lea también - Los Messi, muy dolidos con el Barça: la otra ruptura de Antonela que indigna a los seguidores culés

El crack argentino tampoco se ha mordido la lengua al hablar de la tristeza que sintió al enterarse de que el Barça no le renovaba: "Vino mi papá a casa a comunicármelo porque él se había ido por la mañana a juntar con Laporta y cuando vuelve, me lo dice a mí y, obviamente, el bajón y el prepararme para ver cómo se lo comunicaba a Antonela para después decírselo a los nenes", ha desvelado Messi, muy sincero, durante una entrevista en la BBC con el periodista Guillem Balagué.

"Se lo dije a ella y lloramos, nos amargamos y después nos levantamos para ver cómo se lo decíamos a los nenes de la mejor manera porque en diciembre ya les habíamos dicho que íbamos a seguir, que nos íbamos a quedar y sabíamos el golpe que iba a ser, sobre todo para Thiago", ha alegado Leo.

Ahora tan solo espera que su familia se adapte a su nueva vida en París, aunque sabe que Thiago lleva la tristeza por dentro, como le sucede a él: "Muchas veces pensamos demasiado y los chicos lo aceptan de una manera que no creemos. Thiago sé que es como yo, que lo está sufriendo por dentro sin expresarlo, pero tampoco es nada grave. Se adaptará como se adaptan todos. Va a ser una nueva experiencia para él y para crecer a nivel personal", ha explicado.

Por fortuna para ellos, los momentos de nervios e incertidumbre ya han pasado. "Después del comunicado del Barcelona no sabíamos que haríamos. No teníamos nada. Ese nerviosismo, incertidumbre... Cuándo iba a arrancar otra vez, dónde iba a ir, el cambio para la familia. Fue complicado hasta que pude despedirme de la gente, hablar. Pude cerrar o encaminar mi acuerdo con el PSG y empezar a pensar en lo que se venía, en el cambio. Ahí empezamos a prepararnos tanto a nivel individual como de familia del cambio", ha contado Leo a Balagué.

Por último, el argentino ha reconocido que su amigo Neymar estuvo en todo momento al tanto de la operación: "Cuando mi padre empezó a hablar con Leonardo, Neymar ya lo sabía. Le empecé a decir igual que a Di María y Paredes que estaba la posibilidad de que viniera. Estábamos en contacto", ha rematado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin