Actualidad

Nasser Al-Khelaïfi, el jeque de Messi: extenista, amigo del emir, carismático y con una fortuna de 13.000 millones

Nasser Al-Khelaïfi, así se llama el hombre del que todo el mundo habla. El presidente del PSG ha conseguido formar el mejor equipo del planeta, cuya guinda ha sido el fichaje de Leo Messi. Pero él no pone el dinero: el dueño del club es el emir de Catar Tamim ben Hamad Al Zani, propietario del mismo desde 2011.

El emir confío en su amigo Al-Khelaïf para gestionar el equipo parisino. 1.200 millones de euros después, el PSG es ahora el conjunto al que todos quieren ir, sobre todo por su poderío económico. Sergio Ramos, Leo Messi o Donnarumma han sido los últimos en sumarse a un proyecto al que ya se unieron otras estrellas como Neymar, Mbappé o Icardi. La obsesión sigue siendo la misma: la añorada Champions League.

Al-Khelaïfi, nacido en Doha hace 47 años, no podía ni imaginar lo que le deparaba el futuro cuando se dedicaba al tenis. Llegó a ser el segundo mejor miembro del equipo catarí de Copa Davis. Tras dejar el deporte, se graduó en Económicas en la universidad de Catar. En 2008 se convirtió en presidente de la Federación de Tenis de Catar, puesto que aún ocupa.

Precisamente, fue en el mundo del tenis donde conoció al emir Al Zani, con quien mantiene una estrecha amistad de más de 30 años. También le ha confiado la dirección del Qatar Sports Investments, organismo público encargado de impulsar el deporte en el emirato.

En octubre de 2011, el emir le encargó la gran misión de hacer al PSG uno de los clubes más grandes del mundo. Una década después, el objetivo está cumplido. Los petrodólares han llevado a París a algunos de los mejores jugadores del mundo. El primer gran pelotazo fue Neymar, arrebatado al Barça en agosto de 2017. Nadie ha pagado más por un futbolista: 222 millones de euros. Ese mismo verano llegó Mbappé. Ahora, Messi completa uno tridente histórico.

Además del fútbol, los tentáculos catarís también han llegado al mundo del cine. Y es que el jeque también dirge Miramax, la productora que crearon los hermanos Bob y Harvey Weinstein. Todos estos negocios le han llevado a acumular un patrimonio de 13.000 millones de euros.

Sombras de corrupción

Sobre Al-Khelaïfi, el hombre más poderoso del fútbol francés, también hay sombras de corrupción. En 2018, el portal Football Leaks descubrió que el PSG recibió 1.800 millones de euros de forma fraudulenta de parte del Gobierno de Catar. Nasser también tiene un puesto en el comité organizador del Mundial de Catar 2022, cuya concesión también se sospecha ilegal. De hecho, Michel Platini fue detenido e interrogado en 2019, acusado de recibir sobornos como miembro de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) para modificar su voto y conceder el mundial a Catar. Platini quedó libre sin cargos y la investigación se diluyó.

En lo que respecta a la vida personal de Nasser, todo es un misterio. Acceder a este tipo de información en países como Catar resulta casi imposible. Por ello, se desconoce si está casado o su tiene hijos. Siempre acude solo a actos públicos. Sí se sabe que su amigo, el emir Al Zani tiene tres mujeres con las que viaja por todo el mundo. Los que le conocen aseguran que Al-Khelaïfi es un tipo carismático.

Este martes, cenó con Messi para darle la bienvenida a su proyecto más ambicioso. Sabe que con el argentino la Champions está más cerca. El objetivo ahora es mantener a Mbappé y convencerle para renovar, evitando su marcha al Real Madrid. De conseguirlo, el PSG lo tiene todo para dominar el fútbol los próximos años. Eso sí, este bendito deporte esconde muchas sorpresas...

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin